¡El tamaño sí importa!: Descubren que el tamaño de las células es clave para la esperanza de vida en mamíferos

Es el tamaño de las células, no el tamaño corporal, lo que intrínsecamente se correlaciona con, y tal vez afecta a, la esperanza de vida en los mamíferos.

Al examinar los páncreas de 24 especies de mamíferos, incluyendo musarañas, humanos y tigres, los investigadores en Israel, Canadá y Alemania encontraron que los animales con células pancreáticas más grandes tienden a envejecer más rápido, mientras que las células más pequeñas parecen ir de la mano con una esperanza de vida más corta.

“Que haya una correlación entre dos cosas que son tan remotas fue increíblemente hermoso e inesperado”, dice el autor principal, Yuval Dor, que estudia biología del desarrollo en el Instituto de Investigación Médica Israel-Canadá y la Universidad Hebrea-Escuela de Medicina Hadassah en Jerusalén.

“Este estudio — publicado en Developmental Cell — ha expuesto una tendencia que parece trascender toda la vida animal”, dice el coautor Ran Kafri, biólogo computacional de la Universidad de Toronto y el Hospital para Niños Enfermos, en Canadá. “Demuestra que hay una propiedad que se puede medir en una sola célula que predice la vida útil de un animal”, añade.

Los científicos habían pensado que, después del nacimiento, la mayoría de los órganos de los mamíferos, incluido el páncreas, crecen por proliferación celular. Sin embargo, Dor, Kafri y sus colegas hicieron una observación fortuita; necesitaban un aumento mayor para observar las células pancreáticas de los ratones recién nacidos a través de un microscopio que para observar las de los adultos, lo que sugiere que el volumen de cada célula aumentaba sustancialmente desde la infancia hasta la vida adulta.

Mediciones repetidas mostraron que el crecimiento de las células pancreáticas exocrinas individuales, conocidas como células acinares, es responsable de gran parte del crecimiento general de los órganos después del nacimiento. “Esto fue sorprendente porque la suposición fue que, después del nacimiento, el páncreas crece al aumentar el número de células como la mayoría de los órganos en los que pensamos”, dice Dor.

La replicación celular, clave del crecimiento pancreático

Pero cuando los investigadores observaron el mismo tipo de célula en los humanos, se dieron cuenta de que la replicación celular, no la expansión celular individual, era la única responsable del crecimiento pancreático en los humanos. Esto les dio curiosidad, así que se aventuraron a laboratorios vecinos, el Zoológico Bíblico de Jerusalén y el Instituto Veterinario Kimron, para examinar páncreas de toda la clase de mamíferos, desde musarañas etruscas (los mamíferos más pequeños del mundo) hasta jirafas (las más altas).

Al analizar los datos, los científicos encontraron una fuerte correlación negativa entre el tamaño de las células acinares individuales y la esperanza de vida. Las especies de mamíferos que envejecieron más rápido poseían células acinares más grandes, mientras que las especies que vivieron más tiempo tenían células acinares más pequeñas.

Para explicar la correlación, los investigadores se están acercando al mecanismo molecular subyacente, y su “principal sospechoso” es mTOR, una proteína que ha sido altamente conservada en la evolución y que ya se sabe que existe en la unión entre el tamaño celular y la esperanza de vida.

“La hipótesis de trabajo es que la actividad de mTOR a través del aumento del tamaño de las células le da una ventaja en los primeros años de vida, posiblemente permitiendo un crecimiento más rápido y un menor tiempo de madurez sexual y reproducción, pero también deteriorando y envejeciendo más adelante en la vida”, dice Dor.

Según añade, esto podría explicar por qué algunas especies de mamíferos sacrificarían la longevidad por el rápido crecimiento temprano de los órganos asociado con el crecimiento celular en lugar de la replicación: “obtienes la ventaja selectiva a una edad temprana y pagas el precio más adelante”.

“Esto le da una cara molecular a una teoría evolutiva del envejecimiento llamada ‘pleiotropía antagonista’, lo que sugiere que el envejecimiento es la consecuencia involuntaria de los mecanismos que son ventajosos durante la edad de reproducción –apunta–. Obviamente, ahora se necesitan más experimentos para probar esta hipótesis”.

Fuente: periodistaditigal.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!