El ídolo Shigir dobla en antigüedad a las pirámides de Egipto

El famoso ídolo de madera Shigir, descubierto en una antigua turbera por mineros en Rusia en 1890, ha sido datado en 11.500 años de antigüedad, dos milenios más que estimaciones de 1997.

Los primeros análisis demostraron que estaba hecho enteramente de madera de alerce y se construyó a partir de varios trozos. Se mantuvo preservado durante miles de años debido a las propiedades antimicrobianas que se encuentran en la turba. El ídolo también se cubrió extensamente con marcas, algunas de las cuales representaban rostros humanos pequeños.

Hasta el día de hoy, nadie sabe qué representan la mayoría de las marcas. También se observó que algunas de las piezas originales del ídolo se habían perdido; se cree que originalmente tenía una altura aproximada de cinco metros. En 1997, un equipo en Rusia usó datación por radiocarbono para estimar la edad del ícono y descubrió que tenía aproximadamente 9.500 años.

Los expertos han estudiado las tallas en el ídolo a lo largo de los años, y muchos han sugerido que probablemente representen una forma de arte, posiblemente relacionada con actividades espirituales o religiosas.

Recientemente, un equipo en Alemania expresó interés en mirar más de cerca al ídolo, que normalmente se encuentra en el Museo Regional de Sverdlovsk, en Rusia. Se hicieron arreglos para que el ídolo fuera enviado a Alemania, donde fue estudiado, junto con otro material original encontrado en la turbera. Utilizando la espectrometría de masas del acelerador, el equipo descubrió que la verdadera edad del ídolo era de aproximadamente 11.500 años de antigüedad, y su creación se produjo alrededor del final de la Edad de Hielo.

Dobla en antigüedad a las pirámides egipcias

Esa edad también la hace la escultura monumental de madera más antigua que se haya encontrado y más del doble de la edad de las pirámides egipcias.

Los investigadores informan que también encontraron otra cara tallada en la madera, lo que da un total de ocho.

Sus hallazgos sugieren que los investigadores que buscan comprender mejor el comportamiento humano temprano quizás necesiten ampliar su búsqueda más allá del Creciente Fértil, considerada la cuna de la civilización.

El equipo ha documentado sus esfuerzos y hallazgos en un documento publicado en el sitio de Cambridge University Press Antiquity.

Fuente: Europa Press

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!