Detectado un ‘hilo’ de materia oscura que conecta cúmulos de galaxias

El Telescopio Subaru ha capturado imágenes de materia oscura que se extiende a millones de años luz desde el cúmulo de galaxias de Coma.

Esta es la primera vez que se detecta a tal escala la distribución en forma de malla de la materia oscura, que forma la estructura a gran escala del universo.

Este es un resultado observacional importante para validar el Modelo Estándar del Universo, según informa este telescopio en un comunicado.

Generalmente estamos acostumbrados a ver la materia agrupada en formas redondas, como los planetas, las lunas y el sol. Sin embargo, se cree que la materia oscura, que se cree que constituye la mayor parte de la masa del universo, existe en forma de una “red cósmica” larga y delgada con forma de hilo. Sin embargo, al igual que una telaraña, estos “hilos” son difíciles de ver y los astrónomos han deducido tales estructuras a partir de observaciones de galaxias y gases. Esto es similar a ver una hoja muerta que parece estar flotando en el aire y pensar que hay una telaraña invisible que la sostiene.

Un equipo de investigación de la Universidad de Yonsei se centró en el cúmulo de Coma para detectar filamentos de materia oscura que conectan los cúmulos de galaxias. El Cúmulo de Coma es uno de los grandes cúmulos de galaxias más cercanos a nosotros y es un objetivo perfecto para detectar la estructura de la materia oscura finamente dispersa. El único problema es que la extensión aparente es tan grande que pocos telescopios pueden cubrir adecuadamente el área necesaria para el estudio.

La cámara de enfoque principal de campo ultra amplio Hyper Suprime-Cam (HSC) del Telescopio Subaru combina alta sensibilidad, alta resolución y amplio campo de visión para capturar por primera vez la apariencia de materia oscura que se extiende desde un cúmulo de galaxias. La materia oscura que se extiende a lo largo de millones de años luz indica claramente que esta estructura es parte de la red cósmica.

El Dr. James Jee, miembro del equipo de investigación, dice que este estudio proporciona evidencia importante para validar la teoría actualmente ampliamente aceptada sobre la formación de estructuras en el universo (modelo estándar).

“En los últimos años, se ha señalado que existen discrepancias en los valores de los parámetros del Modelo Estándar obtenidos entre diferentes métodos de observación, y esto plantea un desafío para nuestra comprensión del universo. Los astrónomos están trabajando en estudios fundamentales para evaluar cada una de nuestras suposiciones una por una, y este descubrimiento es uno de esos intentos”.

Fuente: europapress.es