Descubren un microARN para tratar la esclerosis múltiple

Investigadores del Hospital Brigham and Women’s, en Boston (Estados Unidos) han descubierto un microARN, una pequeña molécula de ARN, que aumenta durante los picos de la esclerosis múltiple en un modelo de ratón de la enfermedad y en pacientes no tratados y que ofrece una clave para desbloquear una nueva forma de tratarla.

Cuando una versión sintética del microARN se administró por vía oral a los ratones, evitó la enfermedad. Si bien quedan varios pasos antes de que estas ideas puedan traducirse en terapia para los pacientes, los investigadores describen sus resultados como emocionantes e inesperados, según publican en la revista ‘Cell Host & Microbe’.

“Hemos descubierto un nuevo mecanismo para regular el microbioma y tratar enfermedades humanas que no se conocían antes –recuerda el autor principal Howard Weiner, codirector del Centro Ann Romney para Enfermedades Neurológicas en el Brigham–. Se sabe que el microbioma intestinal desempeña un papel importante en la EM y otras enfermedades”.

“Nuestros hallazgos –añade–, que muestran que un microARN puede usarse para atacar e influir en el microbioma con precisión, pueden tener aplicabilidad para la EM y muchas otras enfermedades, incluida la diabetes, ELA, obesidad y cáncer”.

Weiner y sus colegas investigaron cómo el microbioma intestinal alterado afecta el curso de la EM. Para hacerlo, estudiaron el microbioma y los microARN encontrados en el modelo experimental de encefalomielitis autoinmune (EAE) de la EM.

Inesperadamente, descubrieron que cuando transfirieron materia fecal de ratones EAE en la enfermedad máxima, protegieron a los ratones que recibieron la transferencia. El equipo descubrió que un microARN específico, conocido como miR-30d, en lugar de bacterias vivas, era responsable de prevenir la enfermedad. Los investigadores encontraron que miR-30d está enriquecido también en pacientes con EM remitente-recurrente no tratados.

Para investigar más a fondo los efectos de miR-30d, los investigadores crearon una forma sintética del microARN que podrían administrar por vía oral a los ratones. Descubrieron que administrar la forma oral sintética del microARN también resolvió la enfermedad.

Fuente: tododisca.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!