Descubren por qué los gatos siempre saben dónde estás aunque no puedan verte

Un estudio científico encuentra una capacidad cognitiva y de audición hasta ahora desconocida en estos tipos de animales

No se trata de ningún superpoder ni de la nueva comida que puedas haberle comprado a tu mascota. Los gatos tienen una capacidad hasta ahora desconocida que se conoce como cognición socioespacial, mediante la cual controlan -sin necesidad de ver- el paradero de sus dueños dentro de la vivienda. Así lo concluye una investigación publicada en la revista PLOS ONE por investigadores de la Universidad de Kyoto, que aseguran que estas mascotas crean mapas mentales en su cabeza..

El descubrimiento demuestra, en primer lugar, que estos animales disponen de algo llamado permanencia del objeto. Es decir, la idea de que algo existe sin que puedan verlo. Entre otras cosas, este hallazgo viene a generar más literatura en torno a la capacidad de audición y su papel para monitorear el ambiente en el que se encuentran y los objetos o seres vivos que haya en él.

Saho Takagi, autor del estudio, y sus colegas de la universidad japonesa pusieron a prueba a un total de 50 gatos, entre los que había mascotas y gatos cuidados en establecimientos conocidos como cafés de gatos (cat cafes).

Para el estudio, los investigadores colocaron a los gatos solos en una habitación con dos puertas, una ventana y varias cámaras para poder observar sus movimientos y comportamientos.

Una vez hecho esto, se colocaron altavoces fuera de la habitación en diferentes estancias, de tal forma que se reproducían las voces de personas extrañas, la voz de un dueño de alguna de las mascotas, el sonido de un gato parecido a los incluidos en el estudio o sonidos genéricos. Primero, los ruidos se reproducían en el mismo lugar, y luego se cambiaban de habitación para ver cómo reaccionaban los animales.

Los resultados de esta investigación arrojaron más tarde que los gatos parecían menos sorprendidos cuando las voces de sus dueños sonaban desde el mismo altavoz, es decir, en el mismo lugar. Por contra, se mostraban perplejos cuando las voces de sus dueños sonaban de pronto en otro lugar (desde un altavoz diferente), y lo supieron porque cuando un gato está confundido, esto se manifiesta en unos constantes tics en las orejas.

Los autores aseguraron que «los resultados mostraron que los gatos se sorprendieron cuando su dueño parecía moverse a un lugar nuevo e inesperado, pero no reaccionaron de la misma manera cuando se les probó con estímulos no sociales», es decir, con ruidos genéricos.

Un mapa mental a partir de la voz

En este sentido, como añaden los investigadores, «estos resultados sugieren que los gatos tienen una representación mental de dónde se encuentra su dueño y mapean su ubicación a partir de su voz, mostrando evidencia de que cuentan con cognición socioespacial». O lo que es lo mismo, los gatos pueden rastrear la ubicación de su dueño por señales sonoras, pero especialmente por la voz.

Hasta ahora, esta capacidad cognitiva era desconocida en los felinos. Como apuntan los científicos, ser capaz de formarse una imagen mental de lo que ocurre en otras estancias a través del oído «es una característica importante en el pensamiento complejo».

Estos hallazgos aportan así nuevos conocimientos que podrían servir para avanzar en futuros estudios sobre la cognición felina. «Los gatos tienen la capacidad de imaginar lo invisible en su mente. Estos animales pueden tener una mente más profunda de lo que piensas», apuntó el autor.

Como explicó a The Guardian Anita Kelsey, especialista en comportamiento felino del Reino Unido, «los gatos tienen una relación cercana con nosotros y la mayoría se sienten estables y seguros, y nuestra voz es parte de ese vínculo o relación».

Asimismo, añade que «cuando se trata de gatos que sufren de ansiedad por separación, generalmente no recomiendo reproducir la voz del dueño en interiores, ya que puede causar ansiedad cuando el gato escucha la voz pero no puede saber dónde está su humano».

Fuente: elespanol.com