Descubren daga de 4 mil años que podría esclarecer misterios de la Edad de Bronce

Se trata de una de las herramientas más antiguas jamás descubiertas en los bosques de Polonia, cuyos materiales ayudarían a entender mejor el paso de la Edad de Piedra a la Edad de Bronce

El Ministerio de Cultura de Polonia confirmó el hallazgo de una daga de más de 4 mil años en los bosques de Jarosław. El descubrimiento es importante, ya que puede mostrar los cambios de la Edad de Piedra a la Edad de Bronce, y, según sus investigadores, es el objeto más antiguo que se ha encontrado en la región.

El hallazgo de la daga se remonta a finales del 2023, cuando la Asociación Historica y de Exploración de Jarosław reunió un equipo de científicos para realizar una búsqueda con detector de metales en el distrito forestal de la región, cerca a una ciudad llamada Korzenica, en el sur de Polonia.

Uno de los investigadores, llamado Piotr Gorlach, dijo que justo cuando se estaba retirando a su auto para dar por terminada la búsqueda, su detector de metales recibió una señal que lo llevó a un objeto plano de metal cubierto por un material verde. “Fue así como supe que se trataba de algo mucho más antiguo que los elementos militares de la Primera y Segunda Guerra Mundial que estábamos rastreando en la zona”, dijo Gorlach en un comunicado.

Al día siguiente, Gorlach acudió a uno de los expertos del Museo de Jarosław, llamado Marcin Burghardt, quien analizó la daga y confirmó que su origen podría fecharse en la segunda mitad del tercer milenio antes de Cristo, un periodo de grandes cambios relacionados con el uso de materias primas para la creación de herramientas utilizadas para la caza, la agricultura e, incluso, la defensa entre tribus.

Además, en palabras de Burghardt, el paso de la Edad de Piedra a la Edad de Bronce puede confirmarse claramente en el hecho de que la daga esté hecha de metales, sobre todo de cobre. Otra experta del mismo museo, llamada Elżbieta Sieradzka-Burghardt, dijo que eso era especialmente particular, ya que solo las personas de la más alta sociedad podían permitirse artículos de ese tipo, de cobre. “No hay duda de que el puñal no es un producto local cualquiera”, dijo Burghardt-Sieradzka.

Por ahora, los datos recopilados permiten establecer que la daga se fabricó en la cuenca de los Cárpatos -que se encuentra en varias regiones de Europa Central-, o en la estepa forestal de Ucrania. Sin embargo, su origen continúa siendo un misterio, por lo que los investigadores señalaron la importancia de continuar con su estudio.

Fuente: elespectador.com