Cómo ver el tránsito de Mercurio, un evento que solo volverá en 2032

Hay fenómenos celestes bastante conocidos y que no pasan desapercibidos. El más célebre por su espectacularidad es tal vez el eclipse de Sol, en donde la Luna se interpone entre la estrella y nosotros, bloqueando su luz parcial o totalmente.

Entre los eventos menos populares están los tránsitos planetarios, que podemos observar desde la Tierra cuando un planeta del sistema solar es el que se interpone entre nuestro planeta y el Sol.

Esto solo sucede con los planetas interiores, es decir Mercurio y Venus, y requiere una perfecta alineación entre el Sol, la Tierra y alguno de los dos planetas.

Justamente el próximo 11 de noviembre desde varias regiones del mundo se podrá disfrutar de la observación de Mercurio, el planeta rocoso menos explorado del sistema solar, pasando frente al imponente disco solar.

El llamado tránsito de Mercurio es un evento poco frecuente, dado que aunque Mercurio pasa entre la Tierra y el Sol al menos tres veces al año, su órbita se encuentra inclinada y no es fácil que se produzca la perfecta alineación.

Los tránsitos de Mercurio solo ocurren unas 13 veces por siglo, en intervalos que oscilan entre 3,5 años como mínimo y 13 años como máximo.

Históricamente, estos tránsitos han sido de gran importancia, ya que han ayudado a calcular las dimensiones del sistema solar, entre ellas la unidad astronómica, nombre con el que se designa a la distancia media entre la Tierra y el Sol, equivalente a unos 150 millones de kilómetros.

Uno de los más reconocidos astrónomos, Edmund Halley -el mismo que calculó la órbita del famoso cometa que lleva su nombre- fue el primero que se dio cuenta de las posibilidades de estas observaciones para comenzar a darle dimensiones a nuestro vecindario cósmico.

Un tránsito de Venus en 1761, por su parte, permitió observar un arco de luz rodeando a Venus, lo que significó el descubrimiento de la atmósfera de ese planeta.

Durante los tránsitos, al igual que en los eclipses, hay varias fases denominadas contactos. En el del próximo lunes 11, el primer contacto de Mercurio y el Sol se dará a las 7:35 am, y el último a la 1:04 pm.

Lo anterior significa que durante 5 horas, 29 minutos y 12 segundos podremos observar al pequeño planeta danzando frente al Sol, aunque únicamente podría ser visto con telescopios o binoculares potentes, equipados con un filtro solar.

No está de más recordar que hay que protegerse la vista igual que cuando se observa un eclipse, y que no sirven las radiografías, gafas oscuras, vidrios ahumados, CDs, y otros elementos caseros.

En Bogotá se realizará “Planetario al Parque”, un festival para mirar al cielo que tendrá lugar en el Parque Simón Bolívar.

De perderse la oportunidad de verlo, habrá que esperar hasta el 13 de noviembre de 2032. Y los siguientes tránsitos de Mercurio serán el 7 de noviembre de 2039 y el 7 de mayo de 2049.

Fuente: eltiempo.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!