Civilizaciones avanzadas en el Universo podrían ser capaces de comunicarse con haces de neutrinos

Civilizaciones avanzadas en el universo podrían ser capaces de comunicarse con haces de neutrinos, transmitidos por constelaciones de satélites alrededor de estrellas de neutrones o agujeros negros.

La idea de megaestructuras tipo esfera de Dyson ‘colocadas’ a modo de balizas cósmicas depende de dónde una civilización extraterrestre podría encajar en la Escala de Kardashev (es decir, si son una civilización planetaria, estelar o galáctica).

En este caso, Albert Jackson, de la tecnológica Triton Systems, sugiere que una civilización Tipo II sería capaz de encerrar una estrella de neutrones o un agujero negro a través de la creación de una gran constelación de satélites transmisores de neutrinos.

Jackson comienza su estudio –publicado en arXiv– con una cita del ensayo de Freeman Dyson de 1966, “La búsqueda de tecnología extraterrestre”, donde resumió sus objetivos: “Entonces, la primera regla de mi juego es: pensar en las actividades artificiales más grandes posibles con límites establecidos solo por las leyes de la física y buscarlas”.

En un estudio anterior, Jackson sugirió cómo civilizaciones avanzadas podrían usar pequeños agujeros negros como lentes gravitacionales para enviar señales de ondas gravitacionales a través de la galaxia como forma de transmitir información.

En otro artículo, también aventuró cómo una civilización lo suficientemente avanzada podría usar el mismo tipo de lente para crear una baliza láser. En ambos casos, los requisitos tecnológicos serían asombrosos y requerirían infraestructura a escala estelar. Llevando esto un paso más allá, Jackson explora la posibilidad de que los neutrinos se utilicen para transmitir información, ya que, como las ondas gravitacionales, viajan bien a través del medio interestelar.

En comparación con los haces enfocados de fotones (también conocidos como láser), los neutrinos tienen una serie de ventajas en lo que respecta a las balizas. Como Jackson le dijo a Universe Today por correo electrónico:

“Los neutrinos llegan casi sin atenuación desde cualquier dirección de origen, esto tendría [una] gran ventaja en el plano galáctico. Los fotones en longitudes de onda como el infrarrojo también son buenos con el gas y el polvo todavía hay cierta absorción. Los neutrinos pueden viajar a través del universo casi sin absorción”.

En cuanto al proceso mediante el cual se podría crear una baliza de este tipo, Jackson se refiere una vez más a la regla de Freeman Dyson sobre cómo las civilizaciones más avanzadas podrían crear cualquier tipo de megaestructura. Esta regla es simple: “si la física lo permite, posiblemente sea tecnológicamente factible”. En el caso de una civilización de Tipo II, los requisitos de ingeniería estarían más allá de nuestra comprensión, pero el principio sigue siendo sólido.

Básicamente, el concepto aprovecha un fenómeno conocido como lente gravitacional, donde los científicos confían en la presencia de un objeto interventor masivo para enfocar y magnificar la luz proveniente de un objeto más distante. En este caso, la fuente de luz serían los neutrinos, y el efecto de enfocarlos haría una señal de baliza más fuerte.

Un agujero negro o una estrella de neutrones es una lente gravitacional; esta lente enfoca los neutrinos en un haz intenso. Este haz cuando se ve a distancia es tan “ajustado” que uno tiene que colocar una constelación de transmisores de neutrinos sobre la lente gravitacional para obtener un transmisor isotrópico aproximado. “En este caso, el número de “transmisores” es de aproximadamente 10 elevado a 18, o aproximadamente mil millones de veces el número de estrellas en la Galaxia de la Vía Láctea”, explica Jackson.

Al igual que la construcción de una Esfera Dyson, este tipo de empresa de ingeniería solo sería posible para una especie que efectivamente se había convertido en una civilización Tipo II. En otras palabras, una civilización capaz de aprovechar y canalizar la energía irradiada por su propia estrella, que equivale a aproximadamente 4 * 1026 vatios de energía, lo cual es varios billones de veces lo que la humanidad consume actualmente cada año.

Nuevas tecnofirmas

Otra posibilidad interesante que surge de esto son sus implicaciones para SETI. Dado que una especie extraterrestre suficientemente avanzada podría comunicarse a través de los neutrinos, los científicos podrían usar los detectores existentes para identificar las fuentes. A este respecto, se podrían agregar haces de neutrinos enfocados a la lista de posibles “tecno-firmas”, es decir, signos de actividad tecnológica, que están siendo buscados por los investigadores SETI.

“Hay una serie de ‘telescopios de neutrinos’ en todo el mundo”, declaró Jackson. “Si existe una baliza de civilización avanzada, podría producir un número muy anómalo de eventos de neutrinos, muy por encima de las fuentes naturales de neutrinos como el sol o la supernova. Esto sería una adición a los candidatos para signos de actividad tecnológica avanzada”, concluye.

Fuente: EP

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!