Aprueba EU económico test de covid-19 vía la saliva que da resultados en menos de 3 horas

Después de meses de frustración por la escasez de pruebas y los retrasos, una nueva prueba de saliva podría brindar a los estadounidenses una opción rápida y económica para saber si tienen covid-19.

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de Yale crearon la prueba SalivaDirect, que recibió el sábado la autorización de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

“La prueba SalivaDirect para la detección rápida del SARS-CoV-2 [el nuevo coronavirus] es otro factor de innovación en las pruebas que cambiará el juego que reducirá la demanda de recursos de prueba escasos”, dijo el almirante Brett Giroir, funcionario estadounidense a cargo de los esfuerzos de hacer pruebas de covid-19.

A diferencia de otras pruebas que requieren suministros especializados, la prueba SalivaDirect no requiere un hisopo o dispositivo de recolección específico. También se puede utilizar con reactivos de varios proveedores.

“Simplificamos la prueba para que solo cueste un par de dólares por los reactivos, y esperamos que los laboratorios solo cobren alrededor de US$ 10 por muestra”, dijo Nathan Grubaugh, profesor asistente de epidemiología de Yale.

“Si se pueden implementar alternativas baratas como SalivaDirect en todo el país, finalmente podremos controlar esta pandemia, incluso antes de una vacuna”.

Los investigadores dijeron que la nueva prueba puede producir resultados en menos de tres horas y la precisión está a la par con los resultados de los frotis nasales tradicionales. Dijeron que las pruebas de SalivaDirect podrían estar disponibles públicamente en las próximas semanas.

Yale planea publicar su protocolo como de “dominio público”, lo que significa que los laboratorios designados podrían seguir el protocolo para realizar sus propias pruebas de acuerdo con las instrucciones de Yale, dijo la FDA.

La NBA fue uno de los grupos que financió la investigación para la prueba y actualmente usa el método para detectar portadores no sintomáticos del virus.

Las pruebas disminuyen en muchos estados

La noticia de SalivaDirect llega en un momento crítico, ya que 17 estados están realizando menos pruebas la semana pasada en comparación con la semana anterior, según Covid Tracking Project (“Proyecto de Seguimiento del Covid”, en español).

Algunos estadounidenses todavía tienen que esperar días para recibir los resultados de sus pruebas. Ahora, grupos como la Asociación Médica Estadounidense están pidiendo al gobierno federal pautas de prioridad para ayudar a acelerar el proceso de quienes necesitan sus pruebas y resultados con urgencia.

Si bien las pruebas han disminuido en 17 estados, las tasas de positividad de las pruebas han aumentado en 34 estados, según Covid Tracking Project. Eso significa que un mayor porcentaje de las pruebas que se realizan resultan positivas.

Entonces, aunque el recuento diario de casos de covid-19 está disminuyendo en algunas partes de EE.UU., es probable que parte de esa reducción se deba a que disminuyeron las pruebas, dijo el Dr. Ashish Jha, director del Harvard Global Health Institute.

“Las pruebas también se han reducido entre un 20% y un 30%, por lo que el panorama es un poco turbio”, dijo.

Lo que es más claro es la inquietante tendencia de Estados Unidos de superar las 1.000 muertes por covid-19 al día.

Hasta el sábado, EE.UU. ha sufrido más de 1.000 nuevas muertes por día durante 16 de los últimos 20 días, según datos de la Universidad Johns Hopkins y Covid Tracking Project.

Jha dijo que tiene la esperanza de que la tasa de muertes disminuya.

“Pero incluso si se reduce a 800 muertes por día, son 24.000 estadounidenses que mueren cada mes”, dijo.

Miles de estudiantes de primaria y secundaria han tenido que ponerse en cuarentena en los últimos días debido al coronavirus en sus escuelas. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC, por sus siglas en inglés) dijeron que los casos de covid-19 en niños han estado “aumentando constantemente” de marzo a julio.

Ahora, los estudiantes universitarios también enfrentan nuevos desafíos a medida que regresan a clases durante una pandemia.

Algunas universidades que están reanudando las clases en persona están usando controles de temperatura, pruebas, cuarentenas obligatorias o separadores de plexiglás para tratar de maximizar la seguridad.

A algunos expertos les preocupa que no sea suficiente para controlar el virus, que ha infectado a más de 5,3 millones de estadounidenses y ha matado a más de 169.000.

“¿Es seguro en general abrir las universidades en este momento? Yo diría que probablemente no”, dijo el Dr. James Phillips, médico y profesor asistente del Hospital Universitario George Washington.

Dado que los estudiantes universitarios tienen mucha más libertad en su vida diaria que los estudiantes más jóvenes, “hay tantas otras variables que van a hacer que sea increíblemente difícil mantener el virus fuera de las aulas y de esos espacios habitables”, dijo Phillips.

Algunos campus ya han informado casos nuevos.

La Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill dijo el domingo que había identificado un cuarto grupo de casos. En un comunicado publicado en su cuenta verificada de Facebook, la universidad dijo que el grupo más reciente estaba en Hinton James Residence Hall.

El sábado, dijo que se identificó un grupo de casos en la fraternidad Sigma Nu. Y el viernes, la universidad anunció que se habían identificado grupos en los dos edificios de viviendas para estudiantes Ehringhaus Community y Granville Towers.

La Universidad Estatal de Oklahoma (OSU) dijo que al menos 23 miembros de una residencia de mujeres habían dado positivo por el virus. “Anoche los funcionarios de OSU se enteraron de 23 casos positivos de covid en una casa de sororidad fuera del campus. La prueba rápida de antígenos se realizó en un centro de atención médica fuera del campus”, se lee en un comunicado de la universidad.

Toda la casa está aislada o en cuarentena después de los casos confirmados “y se les prohibirá salir de las instalaciones”, dijo la universidad.

En la Universidad de Tennessee, Knoxville, el rector Donde Plowman informó 28 casos activos, incluidos 20 estudiantes y ocho empleados. Más de 150 personas quedaron aisladas o en cuarentena la semana pasada, y la mayoría eran estudiantes y empleados no residenciales.

“Parte de lo que buscamos para tomar decisiones sobre las operaciones del campus es nuestra capacidad para aislar y poner en cuarentena a los estudiantes de residencias, así como para mantenernos al día con el rastreo de contactos”, dijo Plowman.

En Pensilvania, el presidente de la Universidad de Villanova envió una severa advertencia a los estudiantes diciendo que aquellos que no sigan las pautas de salud, como lavarse las manos y usar una máscara en todo momento, “SERÁN ENVIADOS A CASA”.

“Si no pueden o no quieren comprometerse con esta nueva forma de hacer las cosas, entonces no deberían estar aquí”, dijo el presidente Peter M. Donohue. “Es tan simple como eso.”

Fuente: CNN