Noticyti
APP invdes

Alcanza éxito la primera búsqueda intencional de meteoritos en el océano

La primera misión diseñada para recuperar un meteorito que se estrelló en el océano ha descubierto lo que pueden ser pequeños fragmentos de la corteza del objeto.

El 7 de marzo, tres estaciones meteorológicas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) detectaron la caída de un meteorito a unos 25 kilómetros de la costa del estado de Washington. “La caída fue ampliamente vista y escuchada en las zonas costeras; llegó con algunos ruidosos estampidos sónicos”, dijo a Live Science Marc Fries, experto en polvo cosmico de la NASA.

En los últimos días, el barco científico VE Nautilus intentó localizar y recuperar fragmentos del meteorito en el fondo marino donde se estima que terminaron los restos del objeto. El 1 de julio, una encuesta de sonar multihaz realizada durante la noche intentó identificar posibles lugares de impacto de meteoritos, pero no se observaron cambios obvios en el fondo marino.

El 2 de julio, se lanzaron los ROV Hércules y Argus para realizar un estudio visual de 7 horas del lecho marino en una región identificada como probable que incluya el sitio de impacto. Mientras exploraba esta área, el equipo del Nautilus recolectó varias muestras de sedimentos usando una muestra de manguera de succión, placa magnética y cuchara de sedimentos. Al recuperar los vehículos, el equipo pasó aproximadamente seis horas en el laboratorio húmedo de la nave tamizando y procesando a través de estas muestras limosas.

Marc Fries realizó un análisis visual inicial de las muestras recolectadas, y sus hallazgos preliminares incluyen dos pequeños fragmentos de corteza de fusión, partes del exterior del meteorito que se fundieron como el esmalte en la cerámica cuando el objeto entraba a la atmósfera.

Se realizarán análisis adicionales en las próximas semanas para determinar si estos fragmentos realmente provienen de la caída masiva de meteoritos al entrar al Océano Pacífico frente a la costa de Washington en marzo de 2018, informó el VE Nautilus en su web.

Fries estimó que para este otoño podrían recuperarse hasta 2.000 kilos de meteoritos. También calculó que el meteorito más grande podría pesar alrededor de 4,4 kilos yun diámetro de aproximadamente 12 centímetros. “Esta es la caída de meteoritos más grande que he visto en más de 20 años de datos de radar”, dijo Fries.

Hasta ahora, los científicos nunca habían recuperado intencionalmente un meteorito del océano, dijo Fries. En el pasado, los investigadores habían descubierto accidentalmente un par de meteoritos de muestras de perforación tomadas del lecho marino, señaló. Sin embargo, este último esfuerzo es la “primera búsqueda intencional de meteoritos del océano”, dijo Fries.

Fuente: europapress.es