En Latinoamérica, México es el segundo productor de ciencia y a nivel global el 28

De acuerdo informe especializado, nuestro país produce el uno por ciento del conocimiento científico en el mundo

A nivel mundial, México es el lugar 28 en producción de conocimiento científico y es el segundo de América Latina desde hace más de 20 años, sólo después de Brasil, nación que invierte más del uno por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) a la ciencia.

Cabe destacar que en nuestro país la inversión es del 0.4 por ciento y que Ecuador destina 1.02 por ciento de su PIB, lo que se refleja en su notable crecimiento de producción científica, ya que se ha beneficiado de los apoyos del proyecto Prometeo para fortalecer capacidades científicas en una cooperación entre investigadores extranjeros y ecuatorianos.

Así lo informó el doctor Félix De Moya Anegón, quien mediante el análisis de diferentes indicadores de producción, visibilidad, impacto, colaboración, liderazgo y excelencia, elaboró un reporte sobre las principales tendencias de la actividad científica en México durante el periodo 2008-2018.

El fundador de la consultora SCImago dijo que algunos investigadores reconocidos vienen repitiendo desde hace mucho tiempo que “no está claro que la inversión pública en ciencia contribuya al desarrollo socioeconómico. “Este asunto no sólo afecta a México, es un problema mundial”.

De ahí la importancia de dar cuenta del estado en que se encuentra el sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación para el diseño de políticas públicas científicas, especificó.

En la presentación, el especialista indicó que en Brasil se produce 60 por ciento de la producción científica latinoamericana. Sin embargo, México tiene una importante tasa de crecimiento, ya que en 2008 se publicaron más de 14 mil documentos científicos y en 2017 se superaron los 23 mil. Otro avance notable a lo largo de este tiempo es que ha mejorado la calidad de las revistas internacionales en las publican los investigadores mexicanos.

Pero México ha crecido muy significativamente sostuvo De Moya Anegón. A nivel mundial en 2003 el país producía el .07 por ciento del conocimiento global en ciencia y 2018 llegó al uno por ciento.

De Moya Anegón presentó su informe durante el coloquio “Principales indicadores cienciométricos y los retos del futuro”, realizado por la Academia Mexicana de Ciencias y el Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

De Moya Anegón puntualizó que las políticas públicas producen un efecto de arrastre en el resto de las políticas institucionales: “Se produce un efecto beneficioso sobre el sistema de ciencia y tecnología si los objetivos de la política pública son los correctos y las instituciones colaboran”.

El especialista señaló que en 2003, 55 por ciento de la producción científica se llevó a cabo en la Ciudad de México, seis por ciento en Puebla y cuatro por ciento en Nuevo León. Actualmente, la producción científica sigue centralizada en la capital nacional pero su impacto bajó a 45 por ciento.

“El descenso de la Ciudad de México no se debe a una reducción de su aportación sino a un aumento de la producción de otras entidades federativas”, explicó el doctor de Moya.

Sin embargo, también advirtió que es importante tomar en cuenta si estos nuevos porcentajes se deben o no a un aumento de capacidades de las entidades federativas o a programas colaborativos impulsados por la política pública. “Los centros de investigación juegan un papel significativo en esta distribución”. (Agencia ID/Noticyti)

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!