Biólogos moleculares mexicanos en pos de una semilla genética resistente al “cáncer del jitomate”

Trabajan en su desarrollo contra bacteria patógena de muy fácil contagio que puede terminar con plantíos completos

Especialistas del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT) trabajan en el desarrollo de una semilla genética de jitomate que sea resistente al chancro bacteriano o cáncer, la principal causa de pérdidas de este cultivo a nivel mundial.

El llamado cáncer bacteriano es una enfermedad causada por Clavibacter michiganesis subsp. Michiganesis. Afecta todas las partes de la planta de jitomate, ocasionando un marchitamiento sistémico y finalmente la muerte. Se transmite por contacto entre cultivos en invernadero y por el agua en los cultivos a pleno campo, por ejemplo, por salpicaduras de lluvia o irrigación. Incluso, a través del manejo de utensilios de trabajo relacionados con las labores de manejo o las manos del hombre que las manipule.

Ángel Gabriel Alpuche Solís, investigador y coordinador del Laboratorio Nacional de Biotecnología Agrícola, Médica y Ambiental (LANBAMA) del IPICYT, informó que su grupo trabaja en la planta-patógena, con el fin de crear la nueva especie de tomate resistente.

“Estamos en la creación de una planta de tomate que resista una enfermedad bacteriana que denominamos cáncer de tomate, ya que en la actualidad no existe ninguna especie de jitomate que resista esta enfermedad, la que provoca pérdidas importantes para productores”, agregó el especialista.

Explicó que para este propósito recurren a métodos moleculares, en los que se usan genes de las especies silvestres trasladadas a especies comerciales y se mide la resistencia de la enfermedad.

“Usamos bacterias benéficas que puedan controlar esta enfermedad en el campo. Lo que estamos buscando, una vez lista, es que podamos transferir esta tecnología a los agricultores, a través de una semilla genética patentada”, detalló el doctor Alpuche Solís.

Precisó que a través de Junta de Sanidad Vegetal tienen acercamiento con los tomateros de la región de Villa de Arista, en el estado de San Luis Potosí, ya que ellos pueden interesarse en los resultados de esta investigación científica que realiza el grupo de biología molecular.

El doctor en genética vegetal por la Universidad de Nottingham, GB, destacó que en este proyecto reviste gran importancia porque no existe ninguna especie de jitomate en la actualidad que sea resistente a esa bacteria. (Agencia ID)

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!