Innovación y transferencia de tecnología

De acuerdo con la OCDE (2005), la innovación es la introducción de un producto (bien o servicio), proceso, método de comercialización o método organizativo, nuevo, o significativamente mejorado, en las prácticas internas de una empresa, la organización del lugar de trabajo o las relaciones exteriores.

Otras definiciones como la de The Economist (2002) la describe como: “Más que el capital y el trabajo, es lo que hace que las economías mundiales avancen con mayor dinamismo. Gracias a la utilización de conocimiento, traducido en innovación, somos capaces de crear más valor o utilizar menos recursos”.

En este sentido, la posibilidad de generar productos innovadores proviene de una manera importante de las empresas, dadas sus necesidades de mejorar su competitividad así como de ofrecer alternativas que satisfagan cada vez más y de mejor manera las necesidades de los consumidores.

En un concepto más amplio, se define a la innovación como una nueva estrategia que apoyada en el conocimiento, se erige en una alternativa para dinamizar las economías locales a través de impulsar los diferentes sectores económicos, con el apoyo de varias acciones complementarias -como la protección de la propiedad intelectual- y con la participación de los principales agentes como son: universidades, centros de investigación, empresas, gobierno y sociedad.

Las universidades y los centros de investigación son generadores de conocimientos que potencialmente pueden ser innovadores para la sociedad. Ésto ha sido bien entendido por algunas empresas y el sector público que a través de la estrategia empresarial llamada open innovation, y de los apoyos crediticios vinculados a la innovación del sector público a las empresas en nuestro país, se acercan a las universidades y centros de investigación para identificar productos de la investigación, realizar investigación conjunta y servicios a la medida de sus necesidades.

La transferencia de tecnología es uno de los caminos necesarios para hacer posible la utilización de nuevos productos encaminados a innovar en las industrias. En la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a través de la Coordinación de Innovación y Desarrollo (CID), y particularmente de la Dirección de Transferencia de Tecnología (DTT), estamos preparados para establecer estos vínculos a partir de diferentes formas de colaboración, como por ejemplo:

• Convenios de desarrollo tecnológico conjunto, en los que se busca crear nuevas tecnologías a partir de plataformas de tecnologías desarrolladas en la UNAM o a partir de nuevos desarrollos y en los que se comparten los derechos de propiedad intelectual de acuerdo a la participación de cada uno.

• Convenios de desarrollo tecnológico en donde las empresas participan en la maduración de productos que se encuentran en fase experimental, que ya están protegidos con patentes y solicitudes de patente por la UNAM, y que requieren ser llevados a validar su eficiencia a través de pruebas de concepto, a su escalamiento industrial o ser probados en pacientes, en el caso de los desarrollos que atienden problemas en el área de salud humana.

• Convenios de licenciamiento, en los que se trasladan los derechos de explotación comercial a las empresas de solicitudes de patentes y patentes, para su maduración, fabricación industrial y comercialización, en períodos establecidos por el tiempo que duran los derechos de las patentes.

• Convenios de cesión de los derechos para el uso y fabricación de un desarrollo tecnológico, en el que de acuerdo al tipo de producto y a los intereses de los firmantes, se otorga la autorización para el uso pleno de los desarrollos generados en la UNAM.

A través de estas acciones de transferencia de tecnología y con algunas otras que se puedan implementar, la UNAM busca cumplir con su misión de hacer posible que el conocimiento generado por sus académicos, llegue a la sociedad para su beneficio.

Así pues, la CID, a través de la DTT, tiene entre sus principales funciones el hacer posible que los desarrollos universitarios lleguen a los agentes económicos que hagan posible que se transformen en innovaciones y con ello impulsar nuevas formas de contribuir a la atención de las necesidades del país.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!