Crean súper motor más pequeño que una hormiga y que mueve 50 veces su peso

¿Puedes imaginar un motor más pequeño que una hormiga y más poderoso que un jet? Ya existe, lo crearon los científicos de la Universidad de Cambridge. Se trata de un motor microscópico que es capaz de mover 50 veces su peso, simulando la maravillosa capacidad de las hormigas, que pueden alzar objetos hasta 5 mil veces más pesados que ellas. Por eso este prototipo se llama ANT (actuating nano-transducers), que significa hormiga en inglés.

El motor prototipo, que se describió en un reporte publicado ayer lunes, fue creado con láser, partículas de oro, y un principio de la física llamado fuerzas de van der Waals, según reportó The Washington Post.

¿Cómo hicieron este super-micro motor? Primero se agregan partículas de oro en un gel acuoso de polímero, y luego esa mezcla se ‘ataca’ con un láser por un momento. El láser calienta el gel, lo cual hace que el agua se separe del resto de químicos. Ya sin agua, las partículas de oro se juntan entre sí gracias a la atracción que explica el principio de Van der Waals, según el cual existe una atracción relativamente débil entre dos moléculas, pero suficiente para causar una reacción en elementos como el oro.

Luego de que el gel se calienta, las partículas de oro se vuelven a separar, lo cual causa una especie de explosión en la que las moléculas de oro salen volando justo en el momento en que el agua hidrata los polímeros en el gel. Esta explosión es la que le da poder al motor, y la que podría darle energía a las nanomáquinas en el futuro.

El motor ANT es bastante eficiente en relación a su microscópico tamaño. Según uno de los autores del reporte, con el prototipo se puede alcanzar un nivel de fuerza hasta 100 veces más fuerte por cada unidad de peso que cualquier otra máquina en el mundo, incluso los motores jets o moleculares.

Los investigadores de este proyecto aseguran que este es el primer paso para poder hacer un nanorobot funcional. Sin embargo, aún tienen mucho camino por delante de desarrollo y perfeccionamiento de la tecnología. El principal desafío que tienen que superar es crear un dispositivo que se pueda mover en una sola dirección, ya que la fuerza que logran crear con este motor aún no se puede direccionar. Luego que solucionen ese problema, podremos ver nanorobots caminando por sí mismos, controlados solo por rayos de luz.

Fuente: enter.co

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!