Qué parte del cerebro lleva a un niño a abusar del otro

¿Qué motiva a un niño a intimidar a otro? ¿Por qué hay personas más agresivas que el resto? Un estudio de la Escuela Icahn de Medicina del Monte Sinaí publicado en la revista ‘Nature’ ha respondido a estas preguntas identificando los mecanismos por los que determinadas regiones del cerebro interactúan para modular estos comportamientos.

La investigación demuestra que las conductas agresivas activan un circuito de recompensa cerebral primario que provoca que a algunos individuos les resulte agradable ese comportamiento. En concreto, las diferencias que nos motivan a participar o evitar interacciones sociales basadas en el acoso están mediadas por las conexiones entre el prosencéfalo basal y la habénula lateral, un área profunda del cerebro.

Los investigadores indujeron artificialmente la activación de las neuronas entre estas dos regiones en ratones y comprobaron que los roedores abusones se volvían dóciles y no mostraban una conducta intimidatoria posteriormente.

El estudio demuestra además que la manipulación de la actividad en ese circuito altera la actividad de las neuronas y con ello la motivación del acoso. De esta forma, estos resultados podrían servir para el desarrollo de nuevos fármacos terapéuticos para el tratamiento de trastornos neuropsiquiátricos relacionados con los casos de agresión.

Fuente: cienciaxplora.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!