Politécnicos confirman efecto hepatoprotector del extracto de geranio

Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) evaluaron las propiedades de un extracto de geranio en ratas y determinaron que las partes aéreas (hojas y flores) de dicha planta ornamental poseen un efecto hepatoprotector contra el daño causado por el etanol.

El científico de la Escuela Superior de Medicina (ESM), José Antonio Morales González, trabaja desde hace 15 años en la búsqueda de protectores del hígado y comenzó a investigar las propiedades del geranio hace tres años por invitación de los especialistas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Juan Antonio Gayosso De Lucio y Mirandeli Bautista Ávila, hasta el momento con resultados muy alentadores.

El especialista del Laboratorio de Medicina de Conservación refirió que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México ocurren alrededor de 30 mil decesos al año por cirrosis hepática y se asocia que el 70 por ciento de esas muertes se deben al consumo de alcohol.

Ante tal circunstancia, el investigador politécnico ha centrado sus estudios en la búsqueda de mecanismos para conocer por qué el alcohol daña a uno de los órganos más importantes del cuerpo humano, cuyas funciones consisten en remover y neutralizar sustancias dañinas de la sangre, producir agentes inmunes para el control de infecciones, desechar gérmenes y bacterias, así como fabricar proteínas que regulen la coagulación de la sangre y producir la bilis.

Refirió que previamente a los hallazgos en torno al geranio, evaluó la protección que le confieren al hígado las vitaminas A, C y E. “En el caso del Geranium shiedeanum, planta endémica del estado de Hidalgo, comprobamos los efectos antioxidantes en ratas cepa Wistar, las cuales fueron tratadas durante siete días con el extracto”.

Describió que para realizar los estudios, utilizó el modelo de regeneración hepática inducido por hepatectomía parcial, por lo que extrajo quirúrgicamente el 70 por ciento del hígado de un grupo de roedores. Dicho órgano se recupera normalmente en siete días; mientras el tejido estaba en proceso de recuperación, el politécnico les administró alcohol vía oral para inhibir el crecimiento del órgano.

Con el respaldo de su equipo de investigación, José Antonio Morales sometió a otro grupo de animales al mismo proceso quirúrgico, media hora antes de administrarles el etanol, les dio el extracto de geranio. En el caso de dichos roedores, la recuperación del tejido ocurrió de manera normal por la protección que le confirió el extracto de geranio al órgano.

La siguiente etapa del proyecto evaluará la actividad protectora de la acetonil-geranina, compuesto con mayor proporción en la planta, para determinar si el extracto se debe hacer sólo con esta sustancia o en conjunto con los otros componentes.

Apoyado por los alumnos de doctorado Rocío Neri Bazán y Araceli Posadas Mondragón, y de maestría, Montserrat Flores Mendoza y Mario Alberto Gómez Mejía, actualmente aplican técnicas de biología molecular para dilucidar los mecanismos de acción del factor transcripcional NRF2, el cual regula la actividad de genes que sospechan tienen interacción con el geranio.

Como resultado de dicha investigación, José Antonio Morales González ha participado en la publicación de tres artículos científicos, un capítulo de libro y ha dado a conocer los resultados en congresos.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!