Mayor riesgo de esquizofrenia si la madre fumó durante el embarazo

Un nuevo estudio señala la existencia de una asociación entre fumar durante el embarazo y un riesgo superior de esquizofrenia en los niños nacidos de tales embarazos.

El equipo internacional del Dr. Alan Brown, de la Escuela Mailman de Salud Pública de la Universidad de Columbia en la ciudad estadounidense de Nueva York, evaluó casi 1.000 individuos con esquizofrenia, comparándolos con sujetos similares a ellos en todo lo básico excepto en la esquizofrenia. Los hijos estudiados nacieron en Finlandia entre 1983 y 1998.

Los resultados muestran que un nivel superior de nicotina materna en la sangre de la madre gestante estaba vinculado a un riesgo mayor de esquizofrenia en sus hijos. La tendencia se mantuvo aun después de tener en cuenta factores importantes que podrían inducir a un resultado engañoso, como son un historial de problemas psiquiátricos en la madre o el padre, determinadas influencias del estatus socioeconómico y una edad avanzada de la madre gestante. El estudio proporciona la evidencia más contundente hasta la fecha de que fumar durante la gestación está asociado con la esquizofrenia de los retoños surgidos del embarazo.

Una gran exposición a la nicotina materna fue asociada a una probabilidad un 38 por ciento superior de padecer esquizofrenia.

Se sabe que fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de problemas notables en el útero y en el bebé tras el nacimiento, incluyendo un peso bajo al nacer y dificultades en la capacidad mental de prestar atención. La nicotina cruza fácilmente la placenta hasta el torrente sanguíneo del feto, y afecta específicamente al desarrollo fetal del cerebro, causando cambios a corto y largo plazo en la cognición, y contribuyendo potencialmente a otras anomalías en el neurodesarrollo. A esa larga lista de efectos nocivos, se le suma ahora el descubierto por el equipo del Dr. Brown.

Fuente: noticiasdelaciencia.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!