Diego Cordero, el científico boliviano que desde Harvard quiere contener la vejez

Diego Fernando Cordero Cervantes es ciudadano boliviano, nacido en La Paz. Reside en Estados Unidos desde hace 7 años, desde que tenía sus 18 años. Hoy, es uno de los científicos más importantes de la famosa Universidad de Harvard (Cambridge-Massachusetts), donde trabaja concentrado en la meta de rejuvenecer las funciones del cerebro en personas de edad adulta.

 

Tras haber estudiado en el colegio Saint Andrews, Cordero se fue a estudiar a EU cuando tenía 18 años. Toda su familia vive en la sede de gobierno y allá, en el país del norte, tuvo que adecuarse a un nuevo ritmo, a normas y a vivir para el estudio.  Se fue con el objetivo de buscar una especialización en el campo de la ciencia. Una vez adaptado, se le presentó la posibilidad de trabajar en las universidades de Utah y Princeton, donde se especializó en el campo de la neurociencia celular.

Antes de graduarse en Química y Biología de la universidad de Utah recibió ofertas de trabajo de Harvard Medical School y Princeton, otra universidad de gran prestigio. Se sintió seducido por la propuesta de Princeton, tenía la oportunidad de trabajar la neurociencia en los primates. Un año después recibió la invitación de Harvard.

“Esa fue una de las razones por las que entré a Harvard el 2014. Por las técnicas que aprendí en la neurociencia celular”, aseguró a Oxígeno el joven científico boliviano.

Cordero explicó que desde 2015 se encuentra investigando los efectos de la molécula GTF11 en el hipocampo del cerebro. Es decir, investiga si esta molécula puede funcionar como una proteína para que la región del cerebro humano que está encargada de la memoria y del aprendizaje pueda rejuvenecerse en personas de edad avanzada.

“Es importante saber si esta molécula puede rejuvenecer el hipocampo cuando ya se ha envejecido y si es que puede devolverle esas funciones”, explicó.

Integrante del Departamento de Biología Regenerativa, Cordero considera que su más grande éxito en EU fue el haber publicado sus artículos en Protoplasma y E-Life, dos de las revistas científicas más prestigiosas de aquel país.

A pesar de que no volvió a Bolivia en los últimos años, Cordero asegura que está interesado en visitar el país. “Con gusto volvería a Bolivia para dar charlas y compartir mi experiencia”, dijo.

Nacido en la ciudad de La Paz el 1 de octubre de 1990, Cordero se graduó en Química y Biología en la Universidad de Utah y actualmente forma parte del Departamento de Células Madre y Biología Regenerativa en la universidad de Harvard.

Hoy investiga el efecto de la molécula GTF11 para que la región del cerebro humano que está encargada de la memoria y el aprendizaje pueda rejuvenecerse en personas de edad avanzada.

Fuente: Urgentebo

 

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!