Misterioso caso de zika plantea preguntas sobre una posible nueva ruta de transmisión

Otro misterio del zika se está desarrollando en Utah.

Autoridades locales y nacionales dijeron el lunes que estaban sorprendidos tras conocer que un anciano residente de Utah, que falleció a finales de junio tras batallar una infección con zika, pudo haber infectado a un miembro de su familia que cuidó de él durante su enfermedad. Las circunstancias de la segunda infección plantean preguntas espinosas sobre posibles nuevas vías de transmisión del zika, que hasta ahora se sabe que se propaga a través de las picaduras de mosquitos y el contacto sexual. Los funcionarios también no han podido confirmar si o cómo el virus pudo haber causado la muerte del paciente.

El fallecido adquirió zika al viajar a un área afectada, y las pruebas de laboratorio confirmaron una concentración inusualmente alta del virus en su sangre: más de 100 mil veces superiores a lo que normalmente se ha encontrado en otras personas infectadas, de acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades y Prevención (CDC). “Esta es una situación única con estas cargas virales elevadas que no hemos visto antes”, dijo Satish Pillai, gestor de incidentes del centro de respuesta del zika de la CDC. En este momento, la CDC dice que no hay ninguna nueva recomendación sobre cómo los miembros de la familia deben atender a un paciente con zika ni respuestas acerca de lo que pudo haber causado una elevada carga viral de este paciente.

Funcionarios de salud pública federales, de Utah y de Salt Lake City County están investigando cómo el cuidador, que también se encuentra en Utah, pudo haber contraído la enfermedad. No está claro si la persona pudo haberse infectado a través del contacto con fluidos corporales del paciente infectado o si un mosquito pudo haber picado al individuo infectado y luego haberle  transmitido el virus al miembro de la familia. En estudios anteriores, virus del Zika –o partes de él–   han sido detectados en fluidos como la sangre, semen, saliva, leche materna, líquido ocular interno y la orina. Hasta la fecha no hay pruebas de que la especie de mosquito que comúnmente propaga el zika esté presente en el área de Utah. Tampoco hay evidencia de que este segundo paciente, que ahora se ha recuperado, haya tenido contacto sexual con alguien infectado con zika.

La CDC envió un equipo de respuesta de emergencia para el estado, a petición del Departamento de Salud de Utah, y los miembros de la familia y trabajadores de la salud están siendo entrevistados. La CDC dice que funcionarios están atrapando mosquitos alrededor de las casas de los dos pacientes para ayudar a responder preguntas acerca de si los mosquitos locales pueden transmitir el virus. Están probando los mosquitos, tanto para zika como para el virus del Nilo Occidental. Es “muy, muy poco probable” que el virus se propague a través de alguna forma de transmisión por el aire, dice Michael Bell, director adjunto de la División de Promoción de la Calidad Médica de la CDC.

A pesar de que más de mil 300 personas en Estados Unidos continental y Hawái han sido infectadas con zika tras viajar a las zonas afectadas o después del contacto sexual con una persona que había contraído el virus, no ha habido ningún caso conocido de alguien que obtenga el virus a través de una picadura de mosquito estando en el territorio continental de Estados Unidos.

Fuente: scientifiamerican.com