Investigadores descubren que el agujero de la capa de ozono es cada vez más pequeño

Según un estudio publicado en la revista Science, la capa que protege la Tierra de la radiación ultravioleta se recuperará completamente para el año 2050.

El agujero de la capa de ozono se está encogiendo, según constató un grupo de científicos que considera efectivas las medidas tomadas tras la firma en 1987 del Protocolo de Montreal. En un estudio publicado este jueves en la revista estadounidense Science, investigadores calcularon que el agujero de la capa de ozono a la altura de la Antártica se redujo desde septiembre y octubre de 2000, cuando alcanzó su máximo tamaño, en más de 4 millones de km2, equivalente a la mitad de la superficie de Estados Unidos. 

“De forma global el agujero de ozono parece estar curándose”, al tiempo que las emisiones de compuestos químicos como los gases clorados y los clorofluorocarbonos (CFC) siguen disminuyendo, señalan los científicos. Según sus cálculos, la capa de ozono se recuperará completamente en 2050. 

La concentración en la atmósfera de estas sustancias químicas que destruyen el ozono ha bajado de 10 por ciento a 15 por ciento con respecto al tope registrado a fines de los años 1990, de acuerdo con el último informe cuatrienal de la Organización Meteorológica Mundial y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, publicado en 2015. 

El Protocolo de Montreal, un tratado internacional firmado en 1987, dispone la prohibición progresiva de los gases clorados utilizados en los sistemas de refrigeración, los aerosoles y en algunos procesos industriales. “Ahora podemos estar seguros de que las medidas internacionales que fueron tomadas impulsaron la sanación del planeta”, señala Susan Solomon, profesora de química y meteorología en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y principal autora de este estudio. 

“Para 2030, el Protocolo de Montreal -adoptado por todos los países- nos salvará de dos millones de cánceres de piel por año, de daños oculares e inmunológicos en seres humanos, y también protegerá la fauna y la agricultura”, según simulaciones del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. 

El estudio publicado también revela que la reducción del agujero de la capa de ozono coincide con las predicciones de los modelos de proyección de los científicos y que más de la mitad de esta reducción es producto exclusivamente de la disminución de los clorofluorocarbonos en la atmósfera.

Fuente: AFP