Bajadas de sueldo por el fracaso del telescopio espacial nipón Hitomi

La cúpula ejecutiva de la agencia espacial japonesa (JAXA) ha tomado la insólita –para Occidente– decisión de bajarse el sueldo por el fracaso de la misión Hitomi, el telescopio astronómico ASTRO-H.

En concreto, debido a la fatal anomalía experimentada por la nave espacial semanas después de su lanzamiento a la órbita terrestre, tres de los altos ejecutivos de la JAXA han decidido reducirse el sueldo en un 10 por ciento durante cuatro meses.

Según un comunicado oficial, se trata del presidente de la JAXA, Naoki Okumura; el vicepresidente senior, Mamoru Endo, y el vicepresidente/director general del Instituto de Ciencia del Espacio y Astronáutica, Saku Tsuneta.

El satélite astronómico japonés Hitomi, lanzado el 17 de febrero, cayó fuera de control cinco semanas más tarde, condenado por un error de ingeniería básica. Confundido acerca de cómo se ha orientado en el espacio y tratando de recuperarse de su vuelo en giro, el software de Hitomi aparentemente disparó un chorro propulsor en la dirección equivocada, acelerando la rotación de la nave en lugar de frenarla.

A finales de abril, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) daba por pérdido el satélite, valorado en 265 millones de dólares. Por lo menos 10 piezas – incluyendo los dos grupos de paneles solares que proporcionaban energía eléctrica – se desgajaron del cuerpo principal del satélite tras el fallo.

Hitomi había sido considerado el futuro de la astronomía de rayos X. “Es una tragedia científica,” dijo Richard Mushotzky, un astrónomo de la Universidad de Maryland en College Park.

En su breve actividad orbital, el satélite logró hacer una observación astronómica crucial antes del accidente, mostrando movimientos de gas en un cúmulo de galaxias en la constelación de Perseo. El instrumento que hizo la observación, un espectrómetro de alta resolución, fue desarrollado durante tres décadas. Dos versiones anteriores se perdieron en fracasos anteriores de naves espaciales.

Fuente: Agencia Europa Press

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!