¿Sistema natural que impedirá una acumulación excesiva de dióxido de carbono en la atmósfera?

Una investigación realizada en el Atlántico Norte ha permitido hallar la evidencia geológica más clara hasta la fecha de lo que se ha descrito como una especie de termostato planetario, capaz tal vez de contrarrestar el calentamiento global causado esencialmente por las inmensas cantidades de dióxido de carbono (CO2) liberadas en la atmósfera. El “termostato planetario” actuaría por medio de un mecanismo que absorbería grandes cantidades de ese gas de efecto invernadero en los sedimentos rocosos de la propia Tierra.

Los autores del estudio, de la Universidad Yale en Estados Unidos, analizaron los sedimentos del lecho oceánico frente a la costa de Terranova, confirmando la súbita liberación y posterior retirada de CO2 que se desencadenó hace 56 millones de años, durante el llamado Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno (MTPE, o PETM por sus siglas en inglés). Ese evento, durante el cual fueron liberados miles de petagramos de carbono a la atmósfera y al océano en apenas unos miles de años, está considerado por muchos investigadores como el fenómeno más parecido al actual aumento antropogénico en los niveles de carbono atmosférico.

Se ha creído desde hace tiempo que cuando el planeta se calienta, como hizo durante el MTPE, aumenta el ritmo de meteorización de la materia pétrea en la superficie terrestre, un conjunto de procesos geoquímicos que tiende a absorber el CO2 de la atmósfera, almacenándolo en forma mineral. Esto reduce la concentración atmosférica de CO2 y enfría el planeta, hasta que el propio descenso de temperatura vuelve a disminuir el ritmo de meteorización hasta valores previos.

Los productos del proceso de meteorización son iones disueltos que en muchos casos acaban en el mar, donde los organismos como el plancton y los corales los convierten en carbonato cálcico. El carbono no es retirado por completo de la circulación hasta que el carbonato cálcico queda enterrado en sedimentos.

Fuente: NCYT

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!