La contaminación en los arrecifes podría estar causando tumores en las tortugas marinas

La Gran Barrera de Coral de Australia es uno de los principales hábitat de las tortugas marinas en el mundo, sin embargo la alta tasa de tumores que están registrando estos animales en la zona ha preocupado a los científicos de todo el mundo. Es por esto que un grupo de expertos de la Universidad de James Cook ha decidido investigar la contaminación de la zona como la principal causa de esta enfermedad. 

 

Una enfermedad llamada fibromapillomatosis, causada por un virus específico del herpes que afecta a la población de tortugas marinas verdes, genera en estos animales tumores en diversas partes de su organismo como los ojos, las aletas, su cola, el caparazón e incluso puede desarrollarse en órganos internos. 

La científica a cargo de esta investigación y candidata al doctorado en ciencias veterinarias y biomédicas de la Universidad de James Cook (Australia), Karina Jones, comenta al sitio New Scientist que “los tumores, si bien son benignos, pueden crecer hasta 30 centímetros en su tamaño y bloquear funciones de las tortugas” como su visión. 

“Esta falta de visión puede significar que sean incapaces de encontrar comida o ver a los depredadores o lo botes” que circulan por la zona, lo que pone en riesgo sus vidas diariamente. 

Además, este virus deja a las tortugas marinas más propensas a contagiarse de otros virus y enfermedades que terminan causando la muerte de estos especímenes en las costas de Australia. 

Según la investigación realizada por Jones, las poblaciones de tortugas que presentan mayores contagios de este virus se encuentran en una zona altamente turística en el medio del arrecife. En esta locación, cerca de la mitad de los animales presentan fribromapillomatosis, comparado con otros lugares del mismo arrecife en que menos del 10% de las tortugas están enfermas.

 Si bien aún no se ha determinado la causa de este virus, Jones destaca que “vemos estos tumores en una zona geográfica muy localizada, que justamente también es una zona que tiene mucha actividad humana”, lo que mantienen la alternativa de la contaminación en el arrecife como la principal responsable de la condición que afecta a las tortugas. 

En lugares más saludables, la especie igual puede portar el virus, pero este se mantiene en estado latente sin presentar síntomas, explica la científica y añade que “creemos que tiene que existir un agente externo que cause el desarrollo de estos tumores”. 

Esta enfermedad también está afectando a tortugas en Florida, Estados Unidos, y en las costas de Hawái, particularmente en zonas cercanas a granjas, por lo que también existiría una responsabilidad en la polución existente.

Fuente: Emol.com

 

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!