Un extraño virus se propaga a través de los besos

El virus HHV-6A, una variedad de herpes que afecta a los humanos, es un misterio para los científicos: aunque se manifiesta en niños (causa la roseola)  y se ha relacionado con diferentes enfermedades, su infección no suele provocar síntomas apreciables. Algunos estudios indican que se transmite por la saliva, de forma que los besos constituyen un método de propagación.

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Ferrara, en Italia, ha estudiado la relación del HHV-6A con los casos de infertilidad en mujeres que no tienen una causa conocida. Han publicado sus resultados en PLOS One,  donde sugieren que la presencia en el organismo de este virus podría estar vinculada al desarrollo del problema femenino.

Para llegar a estas conclusiones, analizaron los casos de 30 mujeres con infertilidad inexplicada. El 43 % de ellas presentaba una infección del HHV-6A en el útero, sin embargo, no detectaron el virus en el cuerpo de otras 36 féminas sanas que integraban el grupo de control.

Además, todas las mujeres portadoras del agente tenían altos niveles de citoquinas, unas proteínas involucradas en la comunicación celular que tienen un papel importante en la fertilización del óvulo y el desarrollo del feto.  También presentaban altas concentraciones de la hormona estradiol, que los científicos creen fomenta de alguna manera la infección por el HHV-6A.

“Se necesitan nuevos estudios para confirmar que la infección por el virus actúa como desencadenante de la infertilidad femenina”, admiten los autores del estudio. Si otras investigaciones refutan y afinan sus resultados, el desarrollo de un tratamiento para el HHV-6A (actualmente no existe ninguno) podría ayudar a muchas mujeres a recuperar su capacidad para tener hijos.

Fuente: Cienciaxplora.com