¿Qué tiene que tener una estrella para albergar vida extraterrestre?

Un equipo de astrofísicos estadounidenses ha llevado a cabo un estudio en el que detallan qué grupos de estrellas cuentan con las condiciones más idóneas para albergar vida. El trabajo ha sido publicado en la web de la Cornell University Library.

Uno de los temas fundamentales de la exobiología se refiere a la identificación de las estrellas que cuenten con entornos compatibles con la vida. Aunque se cree que la mayoría de los tipos de estrellas de secuencia principal podría ser capaces de soportar la vida, sobre todo de extremófilos, parece que hacen falta requisitos especiales para el desarrollo y la sostenibilidad de formas de vida más avanzadas que estos microorganismos que viven en condiciones extremas.

Según los investigadores, las estrellas que se encuentran en el intervalo entre el tipo espectral A (con unas temperaturas muy similares a las de nuestro sistema solar) y las estrellas de tipo K, que representan los astros más fríos con unos mínimos de temperatura de hasta 5 mil 062 º centígrados, parecen ser las mejores candidatas para albergar vida extraterrestre de forma avanzada.

Para su estudio, los científicos estadounidenses tuvieron en cuenta varios factores clave: la frecuencia de expansión de los distintos tipos de estrellas que hay por la galaxia y el universo en general, la velocidad de su evolución, el tamaño y la localización de las zonas con un potencial alto de habitabilidad, sus campos magnéticos y la radiación; todo ello conjugado con la masa y la temperatura de las mismas.

Su concienzudo análisis dio como resultado la creación de un nuevo término en exobiología: el HabPREP (Habitable Planetary Real Estate Parameter) un valor que determina el grado de aptitud de las estrellas para que en ellas surja la vida.

El objetivo de este trabajo era un intento con múltiples facetas para identificar los tipos de estrellas en consonancia con la existencia duradera de la vida, sin contar los citados extremófilos.

Lo cierto es que cada día también se descubren nuevos planetas. ¿Cuántos de ellos podrán albergar vida?

Un estudio publicado en la revista Nature sentenció que el planeta distante Kepler 62-f era un buen candidato para albergar vida, ya que podría tener agua líquida en su superficie si toda su atmósfera estuviera hecha de CO2, o si su órbita es la adecuada.

El planeta  Kepler 62-f en este caso, se encuentra a unos mil 200 años luz de la Tierra, y es un 40 por ciento más grande que nuestro planeta. Como vemos, podría albergar vida, siempre y cuando cumpla al menos una de estas condiciones: o bien su órbita no está ni muy lejos ni muy cerca de su estrella y puede albergar agua líquida en su superficie o bien toda su atmósfera está formada por dióxido de carbono.

Fuente: cienciaxplora.com