Kepler-10b: el planeta del billón de rayos

En 2009 la misión Kepler descubrió su primer planeta rocoso, al que bautizaron como Kepler-10b. Ahora, un equipo de científicos ha hecho un peculiar hallazgo en este pequeño planeta, y es que teniendo en cuenta las particulares condiciones de su superficie, es posible que se produzcan miles de millones de rayos cada hora.

Es la primera vez que se hace una predicción meteorológica en la que se estiman los rayos que se producen en un planeta fuera del Sistema Solar. Los investigadores lo han hecho gracias a las observaciones realizadas en los planetas de nuestro propio sistema planetario y extrapolando los resultados a otros más allá.

Al hacerlo se han dado cuenta de que en Kepler-10b la cantidad de rayos que se puede producir es enorme. Este planeta tiene 1.4 veces el tamaño de la Tierra y orbita a su estrella a una distancia muy cercana, con lo que su temperatura superficial es tremendamente alta, de más de mil 300 grados centígrados, suficiente como para derretir el oro, el cobre o la plata. Además, es más que probable que su superficie esté cubierta de volcanes.

Se sabe que los exoplanetas volcánicos probablemente tienen atmósferas altamente eléctricas, ya que el polvo de las erupciones provoca estallidos de rayos, tal y como sucede en las erupciones terrestres. Así que para modelar lo que está sucediendo en Kepler-10b, el equipo de investigadores utilizó los datos de los rayos producidos en dos erupciones terrestres: la que se produjo en 2009 en el Monte Redoubt de Alaskay la del Eyjafjallajökull en Islandia en 2010.

Los resultados, que han sido publicados en la base de datos sin revisión por pares ‘arXiv’, sugieren que si efectivamente su superficie está cubierta de volcanes, en Kepler-10b se pueden llegar a producir entre 100 millones y 2 billones de relámpagos en las dos horas que tarda en pasar por delante de su estrella. Una cantidad que es muchísimo mayor de la que se da en la Tierra, donde solo se producen en torno a 200 mil relámpagos por hora.

Los investigadores creen que quizás sería posible detectar la radiación procedente de los relámpagos durante esas dos horas, momento en el que los astrónomos pueden estudiar este tipo de planetas con más detalle. Sin embargo, aún no están seguros de si los destellos serán lo suficientemente intensos como para ser captados por los telescopios terrestres.

Los científicos también realizaron estimaciones en otro tipo de planetas menos calientes, como el HD 189733b. Utilizando los datos disponibles de las poderosas tormentas eléctricas de Júpiter y Saturno, y suponiendo que las nubes se comporten de la misma forma que en el Sistema Solar, los investigadores estimaron que en este exoplaneta del tamaño de Júpiter se podrían producir alrededor de unos 100 mil relámpagos por hora.

Fuente: Cienciaxplora