Investigación científica y tecnológica de China aprovechará próxima onda gravitacional

El descubrimiento de las ondas gravitacionales por parte del Observatorio de Inteferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO, por sus siglas en inglés) la semana pasada ha alentado a la comunidad investigadora de China.

“Aunque los científicos chinos contribuyeron a este descubrimiento, esto palidece en comparación con la enorme inversión en investigación científica y tecnológica”, dijo Wang Yifang, jefe del Instituto de Física de Alta Energía de la Academia de Ciencias de China (ACCh).

En su artículo, “El motivo por el cual perdimos las ondas gravitacionales”, publicado hoy en el Diario del Pueblo, órgano de difusión de China, Wang pidió un mayor apoyo científico.

Reglamentos rígidos para el financiamiento de la investigación han obstaculizado muchos proyectos, dijo Wang.

“Por ejemplo, en las actuales circunstancias, ninguna autoridad es responsable de otorgar financiamiento para los proyectos de investigación con presupuestos de entre 40 millones de yuanes (6.13 millones de dólares) y 300 millones de yuanes”, dijo Wang.

De acuerdo con Wang, los proyectos de cooperación internacional podrían tener acceso a un financiamiento de 40 millones de yuanes cuando mucho y más del 90 por ciento del enorme financiamiento de investigación científica y tecnológica de China es canalizado a los proyectos nacionales.

“Esto ha tenido como resultado que los científicos chinos renuncien a los proyectos de investigación internacionales, incluyendo el proyecto con LIGO”, dijo.

Desde el 2014, China ha estado tratando de modernizar el manejo de la investigación científica y tecnológica, de actualizar los programas financiados por el Estado y de mejorar la eficiencia en la distribución de los fondos del gobierno.

Con este fin, más de 100 programas han sido fusionados en cinco planes: ciencias naturales, ciencia y tecnología, plan clave de investigación y desarrollo, innovación técnica y recursos humanos de ciencia y tecnología.

El plan nacional de investigación y desarrollo, el primero que comenzará, fue dado a conocer el martes.

“Los próximos 30 años serán un periodo clave para el desarrollo de China en ciencia y tecnología. Por lo tanto es necesario hacer más para actualizar el sistema de investigación en ciencia y tecnología en el país”, señaló Wang.

Wang espera que China se ponga a la cabeza en el futuro en el área de investigación sobre ondas gravitacionales a través de proyectos nacionales y que participe de manera activa en importantes programas internacionales.

“Estamos usando el nuevo descubrimiento como medio para inspirar nuestro propio trabajo nacional”, señaló Wang.

Científicos chinos anunciaron el martes el programa de investigación Taiji sobre ondas gravitacionales a partir de la fusión de agujeros negros binarios y otros cuerpos celestes.

Hu Wenrui, científico de la ACCh y jefe del programa, anunció el lanzamiento de tres satélites que detectarán ondas gravitacionales alrededor del 2030 y una investigación complementaria con el proyecto de la antena espacial de inteferometría láser de la Agencia Espacial Europea (AEE) que planea lanzar satélites alrededor del 2035.

A diferencia de la investigación de LIGO, que fue realizada desde un observatorio en tierra, Taiji observará las ondas desde el espacio.

Por otra parte, Taiji tiene sus propios competidores nacionales. La Universidad Sun Yat-sen de la provincia sureña china de Guangdong inició en julio el proyecto de investigación espacial Tianqin que está esperando actualmente la aprobación gubernamental.

De acuerdo con Li Miao, decano del Instituto de Astronomía y Ciencias Espaciales de la universidad, Tianqin tendrá cuatro etapas en los próximos 15 a 20 años y finalmente lanzará tres satélites de órbita elevada para detectar las ondas.

Otro proyecto nacional de ondas gravitacionales llamado Ali por el nombre del observatorio de la ACCh en Ali, Tíbet, y encabezado por el Instituto de Física de Alta Energía de la ACCh, tiene objetivos completamente diferentes: detectar los primeros temblores del Big Bang, ondas gravitacionales primordiales.

“Ali será el primer proyecto en detectar ondas gravitacionales primordiales en el cielo sobre el hemisferio norte. Si tiene éxito será el próximo hito en cosmología y en física de alta energía”, dijo Su Meng, investigador chino del Departamento de Física del Instituto Tecnológico de Massachusetts (ITM)

Los científicos chinos están buscando la cooperación internacional y especialistas extranjeros.

“China está retrasada en la investigación sobre ondas gravitacionales en términos de tecnología. Esperamos que la cooperación internacional nos ayude”, dijo Hu.

El equipo investigador de Taiji ha logrado acuerdos con la Escuela de Investigación Internacional Max Planck y la Universidad de Leibniz en Hannover. Harvard, el ITM y la Universidad de Chicago han expresado su interés en Ali.

Fuente: Xinhua

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!