El Homo erectus ya caminaba como el hombre moderno hace 1.5 millones de años

El estudio, en el que han participado científicos del Instituto Max Plack de Antropología Evolutiva junto a un equipo internacional de colaboradores, partió de unas huellas halladas en 2009 en las cercanías de la localidad de Ileret, en Kenia.

Al estudiar la región, los investigadores encontraron en cinco yacimientos distintos un total de 97 huellas correspondientes a, como mínimo, una veintena de Homo erectus.

A través de un enfoque experimental, los investigadores descubrieron que las formas de esas huellas son indistinguibles de las del hombre moderno actual, lo que evidencia que la anatomía de los pies y la mecánica entre ambos era similar.

Los investigadores también han estudiado los posibles sexos de los individuos que andaban en la zona y han desarrollado diversas hipótesis en relación a la estructura de los grupos que formaban estos Homo erectus.

Según su trabajo, en uno de los yacimientos se han detectado huellas correspondientes a varios machos adultos, de lo que se deduce un cierto nivel de tolerancia y de cooperación entre ellos.

“No es sorprendente contemplar evidencias de tolerancia mutua y cooperación entre los varones homínidos que vivieron hace 1,5 millones de años, especialmente el Homo erectus, pero ésta es la primera vez que se puede vislumbrar de forma directa este comportamiento dinámico”, añadió Hatala.

Hasta ahora, destaca el Max Planck, no ha habido consenso sobre la forma de averiguar posibles comportamientos grupales a partir de restos fósiles o registros arqueológicos.

Fuente: Agencia EFE