Descubren una roca extraterrestre enterrada hace 470 millones de años

Un meteorito extinto es un fragmento de roca extraterrestre cuyo padre rocoso ya no existe. Es decir, el cuerpo del que procede se destruyó a base de colisiones estelares, eliminado la posibilidad de que otro pedazo pudiera caer en la Tierra. Hasta la fecha no existía ningún ejemplo documentado de este tipo de reliquias, pero un equipo de geólogos ha encontrado lo que podría ser la primera.

Según explican en el estudio que han publicado en ‘Nature Communications’, se trata de un nuevo tipo de meteorito −diferente a todos los descubiertos hasta la fecha− hallado en los sedimentos de un antiguo océano en Suecia.

La roca extraterrestre, bautizada como ‘Österplana 065 (Öst 065)’, mide unos 10 centímetros de diámetro y creen que lleva enterrada en nuestro planeta 470 millones de años: procede de una colisión entre dos cuerpos estelares en el cinturón de asteroides, entre Marte y Júpiter.

Tras aquel choque, los pedazos de ambos asteroides bombardearon la Tierra. Aunque ya se habían encontrado cientos de estos meteoritos, hasta la fecha todos eran condritas, es decir, procedían del mayor de las dos rocas implicadas en el golpe.

Sin embargo, Öst 065 es diferente: está compuesto por gran número de isótopos raros y otros materiales poco comunes, por lo que los investigadores creen que es un pedazo del otro cuerpo más pequeño, que previsiblemente se ha desintegrado totalmente por las colisiones.

Fuente: cienciaxplora.com