Consiguen reproducir palabras de una lengua desaparecida hace miles de años

Da igual si hablas inglés o urdu, valona o persa, castellano o suajili, las raíces de la lengua son las mismas. La lengua protoindoeuropea es la lengua madre que habría dado origen a las lenguas indoeuropeas., compartida por varios cientos de lenguajes contemporáneos, así como por muchos otros ya extintos, hablada por personas que vivían aproximadamente entre el 6.000 a 3.500 a.C. en las vetustas estepas al norte del Mar Caspio.

Ahora, un equipo de investigadores de las universidades de Cambridge y Oxford (Reino Unido) ha desarrollado un método basado en el sonido para retroceder a través del árbol de las lenguas que se derivan de la familia de la lengua protoindoeuropea. Así, han logrado reproducir algunas palabras provenientes de una lengua desaparecida hace miles de años. Han podido simular cómo habrían sonado ciertas palabras cuando fueron pronunciadas hace tantos años.

“Los sonidos tienen forma. A medida que se pronuncia una palabra esta hace vibrar el aire, y la forma de esta onda de sonido se puede medir y convertirse en una serie de números. Una vez que tenemos estas estadísticas y las estadísticas de otra palabra hablada, podemos empezar a preguntar lo similares que son y lo que se necesitaría para pasar de una a otra”, explica el profesor John Aston, del Laboratorio de Estadística de la Universidad de Cambridge.

La metodología de procesamiento estadístico acústico-fonético, denominada “estadística de formas” ha permitido a los científicos reproducir el origen de algunos vocablos actuales, como el número uno en inglés: “One” proviene así de la palabra “oinos” de la lengua protoindoeuropea.

Los investigadores están trabajando en las palabras designadas a los números ya que estos tienen el mismo significado en cualquier idioma.

El objetivo principal de esta tecnología será entender el proceso del cambio de los idiomas a través de miles de años.

“Ahora que hemos desarrollado muchos de los métodos técnicos necesarios para la realización de la  extraordinaria meta de oír sonidos antiguos, estos primeros éxitos están abriendo una amplia gama de nuevas preguntas, como ¿hasta qué punto atrás en el tiempo podremos ir?”, comenta John Coleman, coautor del trabajo.

Pueden consultarse algunas muestras de audio desde aquí.

Esta técnica no solo es capaz de recuperar lenguas perdidas, como hemos visto en este estudio, sino que se emplea en varias ramas científicas como la medicina, para el modelaje del comportamiento de las neuronas o el análisis específico de un tumor.

Fuente: cienciaxplora.com

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!