Conoce Kepler 69c, el planeta en el que podría haber vida alienígena

Siempre hay una primera vez para todo, y en descubrimientos exoplanetarios también. Y no se trata del primer exoplaneta descubierto, 51 Pegasi b -denominado recientemente Dimidium-, sino al primer exoplaneta ‘tipo Tierra’ orbitando una estrella muy parecida al Sol, y además en la zona de habitabilidad (es decir, a una distancia de la estrella en la que el agua líquida sería posible).

Este descubrimiento fue anunciado por Natalie Batalha en 2013 dentro de la 221ª reunión de la AAS (American Astronomical Society) y poco más tarde, el descubrimiento de este exoplaneta y otros tantos fue publicado en la revista ‘Astrophysical Journal’. Batalha definió este descubrimiento como “fascinante”.

Kepler-69c, que así se llama el exoplaneta, está situado a 2.700 años luz de distancia y se podría considerar un ‘tipo Venus’ o un ‘tipo Tierra’ en función de lo habitable que sea su superficie. Fue aclamado como el planeta alienígena más parecido al nuestro y, desde su descubrimiento, se abrieron dos debates: el primero discutía sobre si es más parecido a Venus o a la Tierra, y el segundo, más optimista, hablaba de la existencia de agua. Incluso se llegó a decir que podría albergar un océano global en superficie.

En comparación con nuestro sistema solar, la órbita de Kepler-69c es ligeramente más pequeña que la de la Tierra: el exoplaneta está separado de su estrella unos 112 millones de kilómetros frente a los 150 de la Tierra al Sol, y tarda en dar una vuelta completa 242 días frente a los 365 de la Tierra y los 224 de Venus.

Pocos meses después del anuncio del descubrimiento varios investigadores, liderados por Stephen R. Kane, hicieron nuevos análisis sobre su órbita y los resultados, publicados en la revista ‘Astrophysical Journal Letters’, sugerían que el planeta orbita demasiado cerca de su estrella justo al límite de la zona de habitabilidad, siendo la radiación que recibe de su estrella similar a la que recibe Venus del Sol.

Al año siguiente un grupo de científicos, de nuevo encabezados por Stephen R. Kane, escribieron otro artículo en la misma revista donde se proponía definir una “zona Venus” para algunos descubrimientos exoplanetarios que inicialmente fueran considerados considerados habitables pero que fueran más parecidos a Venus que a la Tierra.

Cabe destacar que desde el anuncio de Kepler-69c se han ido encontrando más planetas rocosos orbitando las zonas habitables de sus estrellas, pero la mayor parte alrededor de estrellas enanas rojas, mucho más pequeñas que el Sol. Así que, pese a los debates de si es un ‘tipo Venus’ o un ‘tipo Tierra’, este exoplaneta es, probablemente, el mejor candidato que existe a albergar vida.

Fuente: cienciaxplora.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!