Conciben el transistor más pequeño del mundo gracias a un mineral de tierras raras

Gracias a un proyecto financiado por el Ejército de Estados Unidos, investigadores de la Universidad de Purdue en colaboración con la Universidad Tecnológica de Michigan, la Universidad de Washington en St. Louis y la Universidad de Texas en Dallas, se ha concebido el transistor más pequeño del mundo.

Esto ha sido posible gracias a un mineral de tierras raras, el telurio, descubierto en Transilvania en su momento (y que hace que nuestro cuerpo huela a ajo durante muchos días)

Transistores

La miniaturización de los transistores es importante porque estos son como interruptores que hay en los chips de un ordenador y sirven para procesar la información: cuantos más transistores hay en un chip, más rápido es el ordenador.

El material, con forma de hélice de ADN unidimensional, encapsulado en un nanotubo hecho de nitruro de boro, podría actuar como un transistor de efecto de campo con un diámetro de dos nanómetros.

Los transistores en el mercado están hechos de silicio más voluminoso y tienen una escala de entre 10 y 20 nanómetros. Pero este concepto permite hacer el telurio tan pequeño como una sola cadena atómica y luego construir transistores con estas cadenas atómicas o nanocables ultrafinos. Debido a que la apertura de un nanotubo no puede ser más pequeña que el tamaño de un átomo, las hélices de telurio de átomos podrían alcanzar nanocables más pequeños y, por lo tanto, transistores más pequeños.

Según explica Joe Qiu, gerente de programa de la Army Research Office, que financió este trabajo, publicado en Nature Electronics:

Esta investigación revela más sobre un material prometedor que podría lograr una informática más rápida con un consumo de energía muy bajo utilizando estos pequeños transistores, Esa tecnología tendría aplicaciones importantes para el Ejército.

Fuente: xatakaciencia.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!