Crean las primeras muñecas sexuales con inteligencia artificial

El mercado de las muñecas sexuales parece apenas estar empezando. En Japón son muy populares y muchos hombres ya están manteniendo relaciones frecuentes con estas chicas de TPE puro o de silicona médica, excesivamente realistas, que pueden costar hasta 10 mil dólares. Y en Barcelona acaba de abrir el primer próstibulo de sex dolls de Europa.

Mientras el mercado se expande, los científicos trabajan en una nueva generación de muñecas con inteligencia artificial, con las cuales no solo se pueda practicar el acto sexual sino que respondan a estímulos y emociones.

Un experto en nanotecnología catalán, Sergi Santos, acaba de presentar a Samantha, un prototipo de 40 kilos, ojos verdes, pelo castaño y medidas perfectas: 90-55-90. Además de una piel suave y una capacidad de “llegar al orgasmo”, tiene un microprocesador en la cabeza que funciona con “un algoritmo potentísimo”, en palabras de Santos a La Vanguardia. Así, la muñeca es capaz de adaptarse a diferentes contextos: desde uno más familiar -por ejemplo, ver una película en el sillón- hasta uno más sexual.

Pero Santos no es el único trabajando en el tema. En Silcon Valley, la compañía Real Doll lanzará a fines de año una muñeca que incluye un sistema de inteligencia artificial que le permitirá al cliente “moldear su personalidad” y “crear una relación duradera en el tiempo”.

Fuente: tn.com.ar