Científicos están un paso más cerca de crear una capa de invisibilidad

Científicos de la Facultad de Ingeniería Electrónica y Ciencias de la Computación de ‘Queen Mary University of London’ (QMUL), en Reino Unido, han ocultado un objeto mediante el uso de un material compuesto con partículas de tamaño nanométrico que pueden mejorar propiedades específicas en la superficie del objeto. Estos investigadores trabajaron con la industria de Reino Unido para desarrollar un dispositivo de camuflaje funcional que permite que superficies curvas parezcan planas para ondas electromagnéticas.

Aunque la investigación no puede llegar todavía a la capa de invisibilidad que se ha hecho famosa en las novelas sobre Harry Potter de J.K. Rowling, esta demostración práctica podría dar lugar a un cambio radical en la forma en que las antenas están ancladas a su plataforma. Podría permitir que antenas en diferentes formas y tamaños se unan a lugares de difícil acceso y una amplia variedad de materiales.

El coautor Yang Hao, profesor de la Facultad de Ingeniería Electrónica y Ciencias de la Computación de QMUL, explica: “El diseño se basa en la óptica de transformación, un concepto detrás de la idea de la capa de invisibilidad. Investigación anterior ha demostrado que esta técnica trabaja en una frecuencia, pero podemos demostrar que funciona en una gama de frecuencias mayor, por lo que es más útil para otras aplicaciones de ingeniería, como nano-antenas y la industria aeroespacial”.

Un nanocompuesto de siete capas

Los científicos recubrieron una superficie curva con un nanocompuesto, que tiene siete capas distintas (llamado índice gradual nanocompuesto) en el que la propiedad eléctrica de cada capa varía en función de la posición. El efecto es de ocultación el objeto: una estructura de este tipo puede esconder un objeto que normalmente habría hecho que la onda se disperse.

El enfoque de diseño subyacente tiene aplicaciones mucho más amplias, que van desde microondas a la óptica para el control de cualquier tipo de ondas de superficie electromagnéticas. “El estudio y la manipulación de las ondas de superficie es la clave para desarrollar soluciones tecnológicas e industriales en el diseño de plataformas de la vida real para diferentes campos de aplicación”, subraya el primer autor, Luigi La Spada, también de la Escuela de Ingeniería Electrónica e Informática de QMUL.

“Demostramos una posibilidad práctica de utilizar nanocompuestos para controlar la propagación de ondas de superficie a través de la fabricación de aditivos avanzados. Tal vez lo más importante sea que el método utilizado puede ser aplicado a otros fenómenos físicos que se describen por ecuaciones de onda, como la acústica. Por esta razón, creemos que este trabajo tiene gran impacto industrial”, concluye.

Fuente: Agencia Europa Press