Estudiantes de la UNAM e IPN diseñan robot espacial para el Sample Return Robot Challenge

La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), ha organizado el concurso “Sample Return Robot Challenge”, alumnos de la UNAM van a participar en él. Para ello están diseñando un robot autónomo que podrá explorar y recoger muestras en una simulación de superficie marciana.

El equipo “UNAM Space” participará por segundo año consecutivo, después de haber conseguido en la edición anterior el reconocimiento “Technology Achievement Award” al superar a equipos de otras universidades como el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). El equipo está integrado por estudiantes de las Facultades de Ingeniería y Contaduría de la UNAM y la ESIME del Politécnico.

¿Cómo se diseña un robot?

Las áreas que están interactuando para conformar el robot son: inteligencia artificial, control, sistemas mecánicos, electrónica, administración y comunicación. Todo esto en un armazón de aluminio, acero, plástico y caucho. La misión de este dispositivo es moverse con libertad y autonomía para recolectar muestras de distintos tamaños y pesos, según lo requiere el reto que van a enfrentar.

Todo el diseño, desde los circuitos, la parte mecánica y eléctrica ha sido hecho por los estudiantes, lo más importante en la manufactura de este robot es considerar las limitaciones que supondría encontrarse en el suelo marciano, por ejemplo, nada de GPS, así que con webcams y su aplicación de inteligencia artificial deberá bastarse para saber su ubicación, dónde están las muestras y qué trayectorias debe seguir.

Entre otras limitaciones y especificaciones está el tamaño que no debe sobrepasar el metro y medio por ningún lado, aunque sí es posible que se extienda, o que se ensamblen varias piezas para elongar alguna "extremidad", ciertamente atesoran los aprendizajes y errores cometidos en la edición anterior y ahora han probado con piezas distintas, que están seguros no les volverán a dar problemas.

El costo de la innovación

Participar en este tipo de concursos tiene un costo monetario que en ocasiones puede ser prohibitivo por más que se tengan buenas ideas, así, la inscripción al concurso fue de 1500 dólares, a eso hay que añadirle viáticos, y los gastos propios del desarrollo tecnológico, para ello es necesario contar con patrocinadores, pues de otra manera el sueño de estos muchachos podría truncarse.

Hasta ahora han conseguido que tanto su alma mater como la iniciativa privada les apoyen, entre las instituciones que han ofrecido su ayuda se encuentra HP y también FedEx. Su objetivo sin embargo, va más allá de traerse un premio de ese concurso, quieren dar proyección internacional a nuestro país, demostrando que los avances en ingeniería espacial pueden emanar de nuestros estudiantes e instituciones educativas.

Fuente: xakata.com

Etiquetas: UNAM, electrónica, robots, ingeniería, robotexploración espacial, concurso, comunicación

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar