Hay evidencia de que el cáncer es mucho más antiguo de lo estimado

Un equipo de científicos encontró evidencia concreta de que el cáncer es una enfermedad mucho más antigua de lo que se estimaba, ya que halló rastros de la afección en un hueso fosilizado de homínido que data de hace 1.7 millones de años.

Los restos óseos corresponden a uno de los primeros ancestros humanos, Homo ergaster o Paranthropus robustus, y fueron descubiertos en una cueva de Swartkrans, sitio prehistórico y paleoantropológico considerado “Cuna Patrimonio de la Humanidad”, cerca de Johannesburgo.

La incidencia de neoplasias en el linaje humano extinguido es rara, sólo se han confirmado contados casos que datan de los últimos años del Pleistoceno.

De hecho, previamente se han detectado tumores en restos óseos como en un Neandertal de Croacia, los cuales caminaron por la Tierra hace alrededor de 120 mil años, que es uno de los más antiguos.

Por lo general se asume que el cáncer es una enfermedad de la sociedad moderna, sin embargo los investigadores descubrieron evidencia fósil que sugiere lo contrario pues confirmaron la presencia de un tumor maligno en el hueso de un dedo del pie de un homínido.

El diagnóstico fue posible gracias a los avances en las técnicas de imagen en 3D, que permitieron analizar un hueso metatarsiano homínido, en el cual identificaron la muestra más temprana de la enfermedad.

En un artículo publicado en la revista South African Journal of Science, los científicos explican que el osteosarcoma maligno en la muestra de Swartkrans indica que el aumento en la incidencia de tumores se correlaciona con los estilos de vida modernos.

Sin embargo, tampoco “hay razón para sospechar que los tumores óseos primarios habrían sido menos frecuentes en la antigüedad. Esos tumores no estarían relacionados con el estilo de vida de entonces y, a menudo se produjeron en individuos más jóvenes”, señalan.

Fuente: Agencias

 

Etiquetas: salud, cancer, enfermedad

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar