Advierten de los riesgos de químicos comunes para el desarrollo del cerebro infantil

Entre ellos, los ftalatos, plomo y mercurio, pesticidas organofosforados o retardantes de llama

En un nuevo informe, decenas de científicos, profesionales de la salud y defensores de la salud de los niños advierten de la creciente evidencia de que muchos productos químicos comunes y ampliamente disponibles ponen en peligro el desarrollo neurológico de los fetos y los niños de todas las edades.

Los productos químicos más preocupantes incluyen el plomo y el mercurio; pesticidas organofosforados utilizados en la agricultura y los jardines de casas; ftalatos, que se utilizan en productos farmacéuticos, plásticos y productos de cuidado personal; retardantes de llama conocidos como polibromodifeniléteres; y los contaminantes del aire producidos por la combustión de madera y combustibles fósiles, explica la profesora de biociencias de la Universidad de Illinois (EU) Susan Schantz, una de las firmantes de la declaración de consenso, titulada Proyecto Tendr. 

Los bifenilos policlorados (PCB), que se usaban como refrigerantes y lubricantes en transformadores y otros equipos eléctricos, también son motivo de preocupación. Los PCB se prohibieron en EU en 1977, pero pueden persistir en el ambiente durante décadas, explica Schantz. 

El informe se publica en la revista Environmental Health Perspectives. El grupo también tiene un sitio web con información sobre cada una de las sustancias químicas preocupantes. 

"Estos productos químicos son omnipresentes, no sólo en el aire y el agua, sino también en productos de consumo cotidiano que usamos en nuestros cuerpos y en nuestras casas", dice Schantz en la web de la universidad. "La reducción de la exposición a productos químicos tóxicos se puede conseguir, y se necesita con urgencia para proteger a los niños de hoy y mañana." 

Schantz pertenece al Colegio de Medicina Veterinaria y al Instituto Beckman de Ciencia y Tecnología Avanzada de la Universidad de Illinois. 

"El cerebro humano se desarrolla durante un período muy largo de tiempo, a partir de la gestación, y continúa durante la infancia e incluso en la edad adulta temprana", dice Schantz. "Pero la mayor cantidad de crecimiento se produce durante el desarrollo prenatal. Las neuronas se están formando, migrando, madurando y diferenciándose. Y si se interrumpe este proceso, es muy probable que tenga efectos permanentes".

Fuente: Tendencias 21

Etiquetas: cerebro, Químicos, ftalatos, plomo, mercurio, desarrollo infantil

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar