Descubren una nueva especie de lagarto en República Dominicana

Un equipo de científicos de la Universidad de Toronto (Canadá) ha corroborado el descubrimiento de un nuevo lagarto del género Anolis en República Dominicana. La especie, bautizada como Anolis landestoyi, está relacionada con otros grandes lagartos de la isla de La Española, comprendida por República Dominicana y Haití.

 

El trabajo sobre el hallazgo arrancó en 2007 cuando Miguel Landestoy, autodidacta, naturalista y fotógrafo que se gana la vida realizando excursiones fotográficas y de naturaleza y realizando investigaciones de conservación en República Dominicana, vio un gran lagarto que era claramente diferente de lo que había visto hasta el momento.

Se las arregló para capturar al animal, pero sólo brevemente, y se le escapó antes de que pudiera hacerle una foto, pero sabía que era algo diferente y desconocido. Entonces, un día, varios años más tarde, vio otro lagarto igual y esta vez pudo hacerle la foto.

Rápidamente, se la envió a varios herpetólogos norteamericanos, entre ellos Lucas Mahler, entonces estudiante graduado en el laboratorio de Jonathan Losos, conservador de herpetología en el Museo de Zoología Comparada de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, y profesor en el Departamento de Organísmica y Biología Evolutiva.

Mahler, que ahora es profesor asistente en la Universidad de Toronto, Canadá, echó un vistazo a la foto y se quedó boquiabierto; se la mostró a Losos y le preguntó de dónde pensaba que era y le respondió que no sabía. “Supuso que en algún lugar alto de los Andes, en donde todavía se están descubriendo nuevas especies. Nunca se me cruzó por la mente que podría ser de la Española”, relata.

Mahler viajó a República Dominicana y con Landestoy fue el sitio donde lo vio. La suerte se alió con ellos y fueron capaces de capturar dos lagartos durante una búsqueda de toda la noche. Los análisis anatómicos detallados de Mahler documentaron la singularidad de la nueva especie.

Richard Glor, del Departamento de Ecología y Biología Evolucionaria en la Universidad de Washington, en Saint Louis, Missouri, Estados Unidos, y colegas de su laboratorio secuenciaron el ADN para ubicar la especie en el árbol evolutivo de estos lagartos. Sus resultados indican que la especie está relacionada con otros lagartos grandes de la misma isla y el hallazgo de ‘Anolis landestoyi’ se publicó en The American Naturalist.

Además de demostrar que existen nuevas especies para encontrar áreas incluso en lugares bien estudiados, el descubrimiento de Anolis landestoyi es importante para investigar más sobre la evolución de los lagartos Anolis en el Caribe.En los círculos evolutivos, los anolis son famosos por desarrollarse en muchos tipos diferentes de especialistas de hábitat en una sola isla –unas especies adaptadas a vivir en la copa de los árboles, otros en la hierba, un tercio en las ramas, y así sucesivamente.

Evolución independiente en las cuatro grandes islas caribeñas

Sin embargo, lo que es particularmente inusual acerca de la evolución del lagarto es que el mismo conjunto de especialistas de hábitat ha evolucionado de forma independiente en cada una de las principales islas del Caribe (Cuba, La Española, Jamaica y Puerto Rico).

El fenómeno de la evolución convergente -en el que las especies desarrollan de forma independiente los mismos rasgos- es bien conocido, pero la convergencia de grupos completos de especialistas de hábitat está mucho menos documentada y los anolis del Caribe son el ejemplo clásico de este fenómeno.

Sin embargo, incluso en estos anoles, hubo algunas excepciones, los tipos de especialistas de hábitat que se habían desarrollado en una isla no tenía especies paralelas en cualquiera de las otras islas. Un ejemplo particularmente interesante eran los grandes anoles de movimiento lento, muy similares a los verdaderos camaleones, que sólo se encuentran en Cuba.

Resulta que Anolis landestoyi es muy similar tanto en anatomía como en hábitos a las especies cubanas, lo que demuestra que las comunidades de lagartos en estas islas son aún más similares de lo que se creía.

Anoles, muy comunes en el Caribe

Los lagartos del género Anolis, comúnmente llamados anoles, son lagartos muy comunes en las islas en el Caribe y en el sureste de Estados Unidos, donde el lagarto verde, una especie fotogénica con una garganta de color rojo-rosa (llamada papada), es ampliamente conocido.

Debido a su abundancia y riqueza de especies, los lagartos se han convertido en un caballo de batalla de los biólogos de campo, que han aprendido mucho acerca de la evolución y la ecología evaluando las 150 especies de Anolis del Caribe (otras 250 existen en América Central y del Sur).

Las más de 40 especies de Anolis en la isla de La Española (la isla que contiene Haití y la República Dominicana) han sido particularmente popular entre los investigadores, y no se habían encontrado allí nuevas especies desde principios de la década de 1980 (no se incluyen varias especies que han sido recientemente reconocidas cuando las especies anteriormente generalizadas se han subdividido en múltiples especies).

Los herpetólogos creen que la diversidad de la Española no se entiende bien. “Ni en un millón de años habría pensado que una especie completamente nueva de Anolis, algo diferente a todo lo conocido anteriormente, se descubriría en esa isla”, dice Losos.

Fuente: rtve.es