Esta araña está por encima de todo: vive a 6700 metros de altitud

Cuesta imaginar algo o alguien viviendo a 6700 metros de altitud, pero más cuesta si lo que sobrevive a esa altitud en la que apenas hay oxígeno y las temperaturas calan hasta el tuétano, es una araña.

Descubierta en 1924 en el monte Everest, la araña saltarina del Himalaya (Euophrys omnisuperstes) o "la que está por encima de todo" hasta bajo piedras heladas del suelo. Esto hace que probablemente sea el depredador que habita permanentemente a más altitud de la Tierra.

La araña saltarina del Himalaya fue descrita por primera vez en 1975, y se cree que se alimenta de insectos que alcanzan esas altitudes tan exageradas debido a las corrientes del viento.

Eso implica una capacidad extraordinaria de resistencia tanto a las bajas temperaturas como a la baja presión atmosférica. Además, puede aguantar mucho tiempo sin ingerir alimentos.

Las arañas saltadoras son conocidas por su curiosidad. Si se aproxima una mano humana, en lugar de huir a un lugar seguro como la mayoría de las arañas, saltan y giran para hacer frente a la mano. También disponen de unas estructuras especializadas para adherirse a las superficies lisas, llamadas escópulas, que constan de un cojín de pelillos, cada uno terminado en ventosa, que sirven para escalar prácticamente cualquier terreno.

Fuente: xatakaciencia.com

 

Etiquetas: octópodo , araña saltarina del Himalaya, escópulas, arácnido

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar