Estudio revela que el caparazón de las tortugas no evolucionó para mejorar su protección

En equipo de científicos descubrió que la evolución de los caparazones de las tortugas habrían evolucionado no para brindarles mayor protección, como se creía hasta ahora, sino para hacerlas más eficientes a la hora de cavar agujeros en búsqueda de mayor protección de los depredadores.

Al menos así lo detalla un estudio publicado esta semana en la revista científica Current Biology por un grupo de científicos liderados por los doctores de la Universidad de Witwatersrand, en Sudáfrica, Roger Smith y Bruce Rubidge; quienes estudiaron dos fósiles descubiertos por ellos mismos de una proto-tortuga, además de otro espécimen conservado en excelentes condiciones hallado por un niño en la zona.

Este último fósil contaba con "sus articulaciones y patas" completamente conservadas, además de su esqueleto. Gracias a este hallazgo, los doctores lograron obtener las conclusiones de este estudio gracias a este hallazgo en perfecto estado.

Los investigadores detallaron que los principales motivos de el comienzo de la evolución del caparazón de las tortugas no se debió a resistir las embestidas de depredadores, sino que fue modificado para permitirle al animal un mejor y mayor movimiento de sus extremidades con el fin de cavar agujeros en los que obtendría mayor protección de otros animales.

Según los científicos, este fue un hecho fundamental que permitió la sobrevivencia de las tortugas durante el periodo Triásico.

Además, la evolución del caparazón en estos animales les facilitó sus movimientos bajo el agua, ya que sus extremidades contaban con mayor espacio para moverse.

Fuente: Emol.com

Etiquetas: tortugas, caparazón, evolucionó

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar