La NASA ilumina el cielo con nubes de colores

Después de que se haya retrasado en varias ocasiones, debido a las condiciones climatológicas adversas, finalmente la NASA ha podido poner en marcha su proyecto para recrear nubes de colores en el cielo. Este acontecimiento, visible desde Nueva York hasta Carolina del Norte, ha congregado a miles de personas, que han madrugado con el objetivo de ver el cielo iluminado de nubes verdes, rojas y azules.

La misión de Wallops, que participa conjuntamente con la NASA, ha tenido que ser aplazado hasta en diez ocasiones a lo largo del último mes. Los científicos necesitaban condiciones óptimas y no se han producido hasta la madrugada del 29 de junio. Anteriormente, los fuertes vientos y un cielo demasiado nublado habían provocado la cancelación del lanzamiento.

“Las nubes de colores”

Con el objetivo de comprender el movimiento de las partículas en el espacio, la NASA ha lanzado a las 4.25 horas de la mañana del jueves, en las instalaciones de la agencia Wallops, en Virginia, un cohete con diez pequeñas cápsulas de vapor, del tamaño de una lata de refresco, llenas de componentes químicos.

Tras un vuelo de 8 minutos, las latas se han desprendido de la carga principal, de más de 300 kilos, y han explotado a unos 118 kilómetros de altura, generando nubes de colores. Las cápsulas de vapor llenas de bario, crearon nubes de color verde. Las de óxido de cobre, de un color azul verdoso y las de estroncio, se convirtieron en nubes de color rojo.

“Interactuando con las partículas de alta energía”

A continuación, las nubes han interactuado con las partículas de alta energía y con los vientos solares. Durante este proceso, la NASA ha realizado diversas investigaciones para saber cómo se mueven las partículas en el espacio. Gracias a sus llamativos colores, los científicos han sido capaces de seguir los movimientos de la partícula en el espacio, ofreciendo ratos insólitos hasta la fecha.

Ahora, el equipo de investigación, que forma parte del proyecto Grand Challenge, utilizará los datos extraídos para descubrir, como mayor profundidad, algunos de los misterios que suceden en las capas más altas de la atmósfera terrestre.

Entre otras cosas, esta investigación explicará las auroras boreales, las tormentas geomagnéticas y los motivos por los que Marte perdió la parte vital de su atmósfera.

Fuente: cadenaser.com